Pescadores desaparecidos en Chorrillos: familiares ruegan acelerar búsqueda

La Marina de Guerra remarcó que había emitido una alerta sobre oleajes anómalos para estos días. “Plan de rescate se ejecuta desde las 8:30 a.m.”, dijo director de Informaciones

El director de Informaciones de la Marina de Guerra del Perú, comandante Fernando Valeriano, aseguró que desde las 8:30 a.m. está en marcha un plan de búsqueda y rescate para los dos pescadores desaparecidos desde anoche en el mar de Chorrillos.

En diálogo con Canal N, Valeriano dijo que su oficina emitió un comunicado de alerta sobre oleajes anómalos para estos días a fin de evitar que los pescadores artesanales se hagan a la mar. Confirmó que la Unidad de Salvataje halló intacta la embarcación en que Félix Ormeño Sarsoza, Ángel Herrera Cano y un joven identificado hasta ahora solo como ‘Huicho’, zarparon ayer a las 6:00 p.m. para pescar pejerrey.

“Lo más preocupante a esta hora, además de la bravura del mar, es la baja temperatura y sus efectos de hipotermia”, apuntó.

Asimismo, consideró un tanto extraño el estado en que fue hallada la lancha y que solo uno de los pescadores haya conseguido regresar a la orilla con vida. “No quiero especular, pero hay peritos que se encargarán de determinar las causas. Hay señales un poco extrañas”, refirió.

FAMILIARES ESPERAN
De otro lado, socorristas, compañeros de faena y familiares de los náufragos se trasladaron de la playa Agua Dulce a Los Yuyos luego que ahí fuera encontrada la mochila de Ángel Herrera. Ahora las labores de rescate se realizan desde ese punto. Ahí el padre de este pescador declaró: “Siempre le decía ‘ya no salgas al mar’, pero a él le gustaba. Tiene 20 años de pescador en Chorrillos, conocía la playa pero cuando el mar se encapricha no tiene que ver ni el más experimentado del mundo. Ya agotamos los medios necesarios de la zona, ahora pido apoyo a las autoridades. Ayer ha estado tranquilo el mar, pero en cualquier momento este se arrebata”.

La hija de Ormeño manifestó que el bote se habría volteado cerca de las 10 p.m. pero las familias recién fueron advertidas de la emergencia a las 2:00 a.m. “Estamos preocupados porque nos dijeron que las labores de la Marina había que pagarlas. El joven que se salvó debería explicar cómo sucedió todo pero se niega a declarar. Mi padre ya había dejado la pesca y ahora estaba dedicado a un trabajo en la mina”, expresó.