Piden declarar la emergencia ambiental en Madre de Dios

Esto en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata. Congresistas retiran firmas de proyecto que buscaba retorno de las dragas

Piden declarar la emergencia ambiental en Madre de Dios

NELLY LUNA AMANCIO
El Comercio

El avance de la minería informal en Madre de Dios no se detiene ni con las últimas denuncias. Las máquinas y retroexcavadoras continúan removiendo todos los días toneladas de tierra en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata. El último lunes, en un intento por frenar la destrucción, la Comisión Ambiental Regional (CAR) de Madre de Dios (principal instancia de coordinación) envió un expediente al ministro del Ambiente, Ricardo Giesecke, solicitando declarar de inmediato la emergencia ambiental en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata (en la zona denominada La Pampa).

Desde hace meses, miles de mineros han levantado sus campamentos y devastado cientos de hectáreas de bosques amazónicos entre los kilómetros 103 y 117 de la carretera Interoceánica, dentro del cinturón que protege una de las reservas más diversas del país. Solo el año pasado se destruyeron 1.000 hectáreas en esta zona.

El pedido de la CAR se ampara en el primer artículo de la Ley de Emergencia Ambiental 28804, según la cual “se considera emergencia ambiental la situación, no solo inesperada, sino también por la gravedad de sus efectos o impactos en la salud y la vida de las personas o en su entorno ambiental, que requiera la acción inmediata sectorial a nivel local, regional o nacional”.

La carta que acompaña el expediente enviado al Ministerio del Ambiente está firmada por el presidente del gobierno regional Luis Aguirre, los alcaldes de las municipalidades locales, el jefe de la reserva de Tambopata (Jhon Flores), el equipo técnico del Ministerio del Ambiente en la región, Cáritas, la Autoridad Nacional del Agua, entre otros.

La declaratoria de emergencia permitiría, según César Ipenza, abogado especialista en derecho ambiental, emprender acciones inmediatas para frenar la devastación, así como el envío de recursos para remediar el impacto y fortalecer la fiscalización.

EVALÚAN ACCIONES
Consultados sobre el tema, en el Minam señalaron que no darían más declaraciones sobre el tema. Sin embargo, el titular del sector, Ricardo Giesecke, declaró hace dos días que se pondrá freno definitivamente a esta actividad ilegal. “La minería ilegal está prohibida en las zonas de amortiguamiento y –por sobre todas las cosas– dentro de las áreas naturales protegidas, como la Reserva Nacional Tambopata”, precisó.

Funcionarios de este sector han señalado que se encuentran desarrollando nuevos planes que permitan enfrentar la minería ilegal desde una perspectiva multisectorial. Se supo que un equipo de este ministerio ha viajado a la zona para recoger información que les permita comprender la dimensión del problema.

PROPUESTA ARCHIVADA
Sobre la propuesta de un grupo de legisladores de Gana Perú, encabezados por Amado Romero la Comisión de Energía y Minas) para derogar el Decreto de Urgencia 012, que prohíbe las dragas en Madre de Dios, Giesecke ha dicho que estaría a favor, siempre y cuando, “se apruebe una norma mucho más estricta”.

Sin embargo, el último martes, cuatro de los seis congresistas (Rubén Coa, Fredy Otárola, Johnny Cárdenas y César Yruprailla) que respaldaron la iniciativa de Romero retiraron sus firmas del proyecto de ley. Solo Romero, Leonidas Huayama y Manuel Zerillo, no lo hicieron. Con ello, la propuesta queda archivada.

SEPA MÁS
Qué busca el decreto
El Decreto de Urgencia 012 tiene por finalidad garantizar la salud de la población, la seguridad de las personas, la recaudación tributaria, la conservación del patrimonio natural y el desarrollo de actividades económicas sostenibles. Para ello suspende los petitorios mineros y prohíbe el uso de dragas.

No respondieron
Este Diario intentó conocer más detalles del plan que piensa implementar el Minam para frenar la destrucción de los bosques en Madre de Dios pero no fue posible. Tampoco dijeron si respaldarían la declaratoria de emergencia ambiental.