Piura: rescatan a seis pescadores perdidos en alta mar desde hace 12 días

El BAP Santillana tuvo contacto con los hombres de mar en la madrugada de ayer. Además, la Marina de Guerra dio cuenta de otro rescate en el puerto de Chancay

La Marina de Guerra del Perú dio cuenta esta tarde del rescate efectuado a los tripulantes de la embarcación Peje Blanco, desaparecida desde el 26 de octubre, día en que partió sin autorización, desde el Puerto de Paita, con seis tripulantes a bordo, hacia la zona de pesca.

Fue la corbeta misilera BAP Santillana la que pudo ubicar al Peje Blanco, que se encontraba a la deriva a 260 millas frente a la caleta Los Órganos, Piura. Una falla en la bomba de inyección de combustible provocó que la embarcación quedase a merced de las olas.

LA TRAVESÍA DEL SANTILLANA
La Capitanía Guardacostas Marítima de Paita recién tuvo conocimiento del hecho el pasado 3 de noviembre, cuando el patrón de la lancha, Luis Gómez Córdova, informó lo sucedido a la dueña de la embarcación, Hilda Periche Vite.

Fue entonces que la Capitanía de Paita se comunicó con el Peje Blanco, que dio cuenta de su ubicación exacta y su escasez de víveres y agua.

Ante ello, el BAP Santillana zarpó del Callao en la madrugada del viernes y recorrió en 43 horas las 800 millas náuticas hasta donde se encontraba el Peje Blanco.

SANOS Y SALVOS
Alberto Pariahuachi Rimaycuna, Elías Salvador Mijahuanca, Williams Sánchez LLactahuacha, Paolo Salvador Mijahualca, Héctor Chamba Flores y el patrón del bote, Luis Gómez Córdova, fueron entonces rescatados. Ya a bordo del Santillana, se comprobó su buen estado de salud.

OTROS TRES PESCADORES SALVADOS EN CHANCAY
La Marina también ha informado hoy sobre el rescate realizado por la Capitanía Guardacostas Marítima de Chancay a los tres pescadores del bote Niña Fiorella, que había zarpado sin autorización el 1 de noviembre del Callao.

La nave fue hallada ayer, a aproximadamente 20 millas frente al puerto Chancay. No hubo muertos y la tripulación se recupera en el hospital zonal de Chancay.