Piura: solo el 16% de los hospedajes están categorizados

Desde 1992, la tasa media de crecimiento de turismo en esta región es de apenas 4,87%. La inaccesibilidad e informalidad impiden el despegue del sector

JUAN PABLO LEÓN / JORGE PAJARES
Redacción Piura

Un turista extranjero en Piura gasta en promedio US$300 por una estadía de siete días, suele ser mochilero y solo busca las playas.

Próximos al Día Mundial del Turismo, cabe hacerse una pregunta: ¿qué pasaría si la seguridad para el viajero, la formalización de hoteles y el acceso a la sierra estuviesen en la agenda regional? Sin duda, el gasto del visitante y, sobre todo, su categoría podrían incrementarse.

HABLAN LOS NÚMEROS
Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), desde el 2008 Piura ha mantenido un promedio de 300.000 turistas al año, de los cuales menos de 22.000 son extranjeros.

La tasa media anual de crecimiento del turismo interno desde 1992 es de 4,87%, muy lejana a la de otras regiones que fortalecen su sector, como San Martín, que creció más de 9% en la misma cantidad de años.

Aunque es arriesgado hablar de un estancamiento, el desarrollo turístico en la región aún es limitado.

Las cifras hablan por sí solas. La Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo ha identificado que, de los 448 hospedajes de las ocho provincias, solo 72 están categorizados, a pesar de que el mercado internacional del turismo exige que la oferta hotelera esté bien definida.

De este 16% de establecimientos categorizados, el Río Verde es el único que ha logrado ser reconocido como un hotel cinco estrellas. De los restantes, hay solo tres hoteles de cuatro estrellas.

Según la Dirección de Turismo, la oferta de hospedajes se concentra mayormente en las provincias de Piura –con casi el 50% del total de hospedajes de la región–, Sullana y Talara.

Según la representante de la Asociación Peruana de Agencias de Viaje y Turismo (Apavit), Ana Monteza, Piura no atiende bien los servicios demandados por empresarios y turistas de lujo.

VISITAS FOCALIZADAS
La mala distribución de los beneficios del turismo en Piura es otro de los grandes problemas. Pese a la diversidad paisajística y cultural, casi todo el turismo se enfoca en playas de Talara.

“Ayabaca y Huancabamba tienen maravillas, pero sin buenas vías de acceso nadie invertirá”, afirma Katty Vegas, experta en turismo y directora del centro de estudios superiores Ceturgh.

CAOS URBANO
Según Luis Delgado Perea, past presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes y Afines (Ahora-Piura), el desorden urbano y los servicios para el turista son los factores que más contribuyen a la obstrucción del turismo en la región de Grau.

“El transporte terrestre interprovincial y nacional tiene sus terminales en el centro de Piura, ocasionando contaminación, hundimiento de las pistas y rotura de los desagües, ademas de ambulantes, mototaxis, taxis, amigos de lo ajeno, congestionamiento y caos vehicular”, anotó Delgado, quien recordó que existe un proyecto de terminal terrestre hace más de 20 años, pero sigue siendo postergado.