Platillos a base de gato: la polémica tradición cañetana que hoy está en el ojo de la tormenta

Dentro de la festividad del ‘Curruñao’, algunos felinos serán utilizados para preparar un singular banquete. Sin embargo, muchas voces de protesta se han alzado

Platillos a base de gato: la polémica tradición cañetana que hoy está en el ojo de la tormenta

MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ (@martiacosta)
Redacción online

Mañana un grupo de gatos será sacrificado para convertirse en platos de comida. Adobo, seco y gato a la brasa será el menú que se presentará durante la celebración del “Curruñao”, una festividad que se realiza en el distrito de San Luis de Cañete, al sur de Lima, en honor a Santa Efigenia, protectora del arte negro.

Mientras para algunos esto no es más que una “sagrada tradición” que lleva más de 19 años, para otros es vista como un acto criminal que atenta contra la vida de unas mascotas. Una polémica en la que congresistas, ministros, alcaldes, defensores de los animales, veterinarios, nutricionistas y pobladores se han visto inmersos.

Sobre el tema se ha dicho mucho: que se matarán 100 gatos durante la fiesta, que son animales indefensos y que su consumo podría causar enfermedades. Incluso hay quienes señalan que estos gatos son robados en los días previos a la festividad o que simplemente se utilizan animales callejeros.

DEFENSA
En declaraciones a elcomercio.pe, los organizadores señalan que la festividad ha sido estigmatizada por la opinión pública. Que se les ha colocado la chapa de salvajes y que se ha exagerado y ridiculizado ante los medios. Incluso le envían un mensaje al congresista José Urquizo, principal opositor a esta costumbre.

“Esta es una fiesta muy antigua, un tributo que le rendimos a Santa Efigenia, nuestra patrona. Es mentira que se maten 100 gatos. Yo le pido al congresista (Urquizo) que muestre los 100 gatos que se matan. A lo más serán cuatro o cinco. Los platillos a base de gato son solo un número más dentro del programa de la fiesta”, señaló Patricia López, organizadora del “Curruñao”.

López asegura que es una tradición, una costumbre que debe respetarse y que los gatos que se utilizarán en los platillos son criados y alimentados exclusivamente para esta fiesta.

“Nosotros entendemos a las personas que no aceptan nuestra costumbre, pero decir que se matan más de 100 es una exageración. Nosotros también pedimos que se respete nuestra tradición”.

MANTANZA DE ALIMALES
La denuncia llegó hace unos días al despacho del legislador oficialista José Urquizo y, tras ello, la bola de nieve empezó a crecer. El parlamentario dijo que el consumo de gatos va en contra de la Ley 27265 de Protección de los Animales Domésticos y de los Animales Silvestres, además de atentar contra la salud.

En declaraciones a medios locales, Urquizo dijo que “los gatos son animales domésticos de compañía y la municipalidad distrital en coordinación con la Policía Nacional y Digesa deben cautelar la salud pública y la vida de estos indefensos animales”.

Por su parte, la ONG Animales Libres de Crueldad y Opresión (ALCO)calificó la matanza de gatos como un acto cruel y salvaje que debe ser prohibido. “El gato es un animal que se domesticó para compañía y no para comida. Asimismo, algunos gatos cazan ratas o ratones para comerlos, dicha carne está cruda y por tanto pueden ser portadores de la toxoplasmosis, por lo tanto el Ministerio de Salud debería hacer algo al respecto y desautorizar este festival”.

MEDIDAS
Por ello, Urquizo instó a la Municipalidad de San Luis y al Ministerio de Salud a tomar acciones de prevención y cuidado. Ambas instituciones a través de sus titulares se refirieron al tema.

Mientras la ministra Midori De Habich dijo estar de acuerdo con la suspensión del consumo de gatos, no anunció ninguna medida concreta al respecto.

En tanto la alcaldesa de San Luis, Delia Solórzano Carrión, informó que ante estas denuncias se ha previsto la presencia de inspectores de salud y de Serenazgo, para garantizar el fiel cumplimiento de la mencionada Ley 27265.

Sin embargo, dijo que “esta y todas las demás festividades existentes en nuestro distrito son una expresión popular, que a fuerza de repetirse se convierten en parte de nuestra identidad local”.

SALUD
Más allá de la protesta de las organizaciones defensora de los animales, lo cierto es que la crianza inadecuada de estos felinos pone en serio riesgo la salud de los ocasionales comensales.

En declaraciones a elcomercio.pe, la nutricionista Iris Castillo dijo que si bien la carne (de cualquier animal) es rica en proteínas, el tema puntual de salud tiene que ver con la crianza y alimentación del animal.

“La toxoplasmosis es causada por un parásito de la materia fecal de los gatos. En los humanos produce síntomas parecidos a los de una gripe. Además de ello, el consumo de esta carne puede provocar otras enfermedades parasitarias”.

FESTIVAL
Lo concreto es que hasta el momento la festividad no tiene ninguna prohibición y que mañana cinco, diez o cien gatos serán sacrificados. Cierto es también que este distrito de Cañete no es el único en el país en el que se comen gatos.

La realidad también nos indica que en otras latitudes se suelen comer animales domésticos y no domésticos. Ejemplos hay muchos. En Vietnam se comen roedores, en China perros y las arañas fritas son toda una tradición en Camboya.

Sin ir muy lejos en la selva de nuestro país se comen suris, que no son más que gusanos, y en la sierra cuyes, animales que en otros países son considerados mascotas.

Si te atreves a probar platillos nuevos, puedes darte una vuelta por el festival del “Curruñao” en el Centro Poblado La Quebrada de Cañete. Ahora, si en casa tienes un gato como mascota y sientes que este es un acto cruel, no te preocupes, los organizadores de esta festividad han dejado una puerta de esperanza para el próximo año. “Consideramos retirar ese número (preparación de gatos) para el próximo festival”.