Poder Judicial dejó en libertad a dos presuntos violadores de una joven

Tras la decisión, los familiares de la víctima de 19 años atacaron a la empresa El Chosicano, cuyos trabajadores fueron intervenidos el 8 de octubre

Tras 48 horas de detención, Roberto Vidal Carrasco y Cristhian Navarro Palomino, chofer y cobrador de una coaster de la empresa “El Chosicano”, fueron puestos en libertad. Ellos habían sido intervenidos en Santa Anita el 8 de octubre por estar dentro de su vehículo de trabajo, fuera de ruta, con una joven de 19 años desnuda e inconsciente, a la cual la policía sindicó como violada.

Tras su liberación, ambos denunciados aseguraron que no cometieron acto sexual alguno con la presunta víctima y que fue ella, en estado de ebriedad, quien se despojó de sus ropas y se les insinuó en la parte trasera del vehículo.

LOS DETALLES DE LA DENUNCIA
La denuncia fue presentada por la policía, quienes intervinieron a los denunciados bajo sospecha de que habían violado a la joven desnuda dentro de la coaster. La Quinta Fiscalía distrital fue la encargada de recoger la evidencia para formalizar el caso ante el Poder Judicial.

Sin embargo, ninguna prueba fue fehaciente y no se presentó un examen toxicológico para poder sustentar una violación aprovechándose del estado de inconsciencia o ebriedad.

JUEZ SIN EVIDENCIAS
Omar Ahomed Chávez, titular del 55 Juzgado Penal de Lima, aseguró que actuó de acuerdo a ley al dejar en libertad a Vidal y a Navarro.

“La denuncia no se hizo bajo argumento de estado de inconsciencia o ebriedad. La Fiscalía no fundamentó en ningún momento eso (…) Lo único que se podía fundamentar para prisión preventiva es que haya mediado en el acto sexual violencia o amenaza”, detalló.

A pesar de esto, la agraviada, en presencia del fiscal de turno, no sindicó a los procesados como autores del acto sexual que fue comprobado por el examen médico de ley. Lo que esta evaluación apunta es un “acto sexual sin que medie violencia” y el testimonio de la presunta víctima, quien también detalló que sufría de un estreñimiento previo.

“Si uno quiere pedir prisión preventiva, el fiscal tiene que fundamentarlo, pero no se ha presentado examen toxicológico y no hubo una sindicación de parte de la agraviada”, añadió el juez en declaraciones para RPP.

RECLAMOS
En respuesta ante esta decisión, un grupo de familiares y amigos de la joven agraviada protagonizó una protesta en las instalaciones de la empresa “El Chosicano”, a las cuales ingresaron con violencia para causar destrozos.