Policía descolgó de edificio supuesta bandera terrorista que en realidad era obra de arte

El artista “Cherman” Kino Ganoza, diseñador de la obra con el rostro en rojo de Túpac Amaru, explicó que su trabajo es más bien un tributo a los héroes patrios y recordó que ha sido expuesto en el Ministerio de Relaciones Exteriores

La Policía Nacional del Perú armó un operativo durante la tarde de ayer, en Miraflores, a fin de descolgar un supuesto estandarte terrorista colocado en el balcón de un departamento ubicado en el Malecón Cisneros. La bandera blanquirroja en cuestión llevaba impresa una serigrafía del rostro de Túpac Amaru, una obra del reconocido diseñador gráfico peruano Germán Kino Ganoza, “Cherman”.

¿Se trató en realidad de una apología a la subversión? ¿De un mal uso de los “símbolos patrios”?

El ocupante del departamento, el publicista Fernando Iyo, amigo de “Cherman”,
recibió ayer por la tarde una llamada telefónica del propietario de la vivienda, alertado por la preocupación de los vecinos, sobre la presencia de un supuesto símbolo emerretista.

Al llegar a su casa, Iyo encontró a la prensa y la policía. Los efectivos en el lugar condujeron al publicista a la dependencia policial del distrito, a fin de rendir sus descargos respectivos.

LOS DESCARGOS DEL ARTISTA
Tras la acción policial, y una vez conocido el hecho en la prensa local, el mismo “Cherman” ha escrito sus descargos en su blog personal. Al respecto, el diseñador gráfico que trabaja usualmente imágenes de personajes históricos de la vida republicana de nuestro país, contó que además, mañana, acompañará a Iyo a rendir otros descargos por la acusación de haber hecho un mal uso de los símbolos patrios.

“Comprendo que la gente esté en pánico, sobre todo por ese ‘chupo’ que reventó con Lori Berenson y con la pésima gestión de las entidades gubernamentales al respecto, pero eso no es pretexto para andar generando el pánico”, escribe “Cherman”. Explicó, además, que un terrorista difícilmente usaría una señal como una bandera para confesar su filiación a un movimiento subversivo.

“Nada habría pasado si los vecinos o la policía hubiesen esperado a Fernando y le hubiesen preguntado al respecto o hubiesen visto los antecedentes de la persona, en lugar de arremeter contra la vivienda de este y descolgarse con la finalidad de asumir como acto heroico quitar dicha bandera”, continúa el diseñador en su post de hoy.

LA OBRA ESTUVO EN CANCILLERÍA
Asimismo, “Cherman” se ocupó de recordar que la imagen es parte de la colección Superhéroes de la Patria, que ha sido expuesta en la Universidad del Pacífico e incluso en el Ministerio de Relaciones Exteriores, entre abril y mayo de este año. Asimismo ha sido parte de la última subasta del Museo de Arte de Lima e incluso el fotógrafo nacional Mario Testino ha comprado un lote de estas obras.

“¿De cuándo acá Túpac Amaru es imagen de aquel grupo terrorista?” pregunta “Cherman”: “Deberían enjuiciar a todos aquellos que se han dejado arrebatar a uno de los héroes más simbólicos de nuestra historia, ¿acaso esta leyenda no es una de las más fuertes y grandes de nuestro imaginario infantil?”.