Pre adolescentes y jóvenes de Lima beben alcohol dos veces por semana

Los menores se inician desde los 12 y 13 años, reveló un estudio de Cedro. Las bebidas más pedidas son la cerveza, el ron y el vino

Pre adolescentes y jóvenes de Lima beben alcohol dos veces por semana

El consumo de alcohol entre un gran sector de la población pre adolescente, adolescente y joven de Lima se ha vuelto más frecuente en los últimos años, llegando a ser, en su mayoría, dos veces a la semana, según un estudio revelado por Cedro.

La investigación, trabajada con 436 personas que acudieron a Cedro en busca de ayuda, reveló que el nivel de consumo de alcohol es el mismo entre los pre adolescentes (12-15 años), los adolescentes (16-20 años) y los jóvenes (21-25 años).

“Pensábamos de manera lógica que el nivel de consumo iba a ser mayor entre los jóvenes, pero nos hemos dado con la ingrata sorpresa de que los márgenes son los mismos en los tres grupos poblacionales”, dijo Milton Rojas, especialista del Centro de Educación e Información para la Prevención del Abuso de drogas.

Según detalla el estudio, el 30,3% de los pre adolescentes consultados confesó beber alcohol dos veces por semana, lo mismo que el 38,5% de los adolescentes y el 38,9% de jóvenes. En los dos últimos grupos mencionados, las mujeres consumen más esas bebidas.

Asimismo, se menciona que del total de consumidores de alcohol en esas edades, el 40,4 % son desocupados; el 28,1 % son escolares; el 43,6 % son estudiantes universitarios y el 36,2 % trabajadores.

Esa medición se hizo aplicando el criterio Binge Drinkers (BD), que establece los patrones de consumo que elevan el nivel de alcohol en la sangre. Para el caso de los adultos hombres, es de cinco o más vasos en dos horas y para las mujeres de cuatro a más vasos.

MÁS JÓVENES
Rojas agregó que de todo lo investigado se puede deducir que la edad de inicio del consumo de bebidas alcohólicas se ha reducido de los 14 a 15 años hace una década atrás a los 12,5 y 13 años, actualmente.

Las bebidas más consumidas en el Perú son la cerveza, el ron, el vino (sangría), tragos preparados, pisco, whisky y vodka.

Agregó que el riesgo de daño en los más jóvenes, pre adolescentes y adolescentes es mayor porque se trata de sistemas nerviosos en formación y desarrollo, por lo que su capacidad de resistencia a la toxicidad del alcohol es menor.