Presbítero Maestro: Una década como museo

Las criptas de Miguel Grau, Andrés Avelino Cáceres o Francisco Bolognesi forman parte del recorrido

Presbítero Maestro: Una década como museo
Por: *Milagros Vera Colens* ¿Se atrevería a recorrer un camposanto en tinieblas, caminar por sus pasillos desolados, ingresar a las tumbas y ser testigo del regreso de más de uno de sus ocupantes? Aunque usted no lo crea, en nuestra ciudad existe un paseo nocturno de este tipo que trae a la vida —aunque sea a manera de relato— a difuntos que perecieron en siglos anteriores. La cita se da dos veces al mes en el cementerio Presbítero Maestro, que un día como hoy hace diez años fue reconocido como museo, y que en vez de entretejer cuentos fantasmales nos narra la historia nacional reviviendo a escritores, héroes y afamados peruanos. ¿Pero cómo un panteón llega a convertirse en un atractivo turístico? El historiador, José Bocanegra, explicó que su riqueza patrimonial lo hizo merecedor de este título. Hablar del Presbítero Maestro nos remonta 201 años atrás, cuando se inauguró este lugar que desterró la costumbre de sepultar a los muertos en los monumentos religiosos de la época. Bocanegra destaca que además de la antigüedad, en su interior existen 850 mausoleos construidos por escultores europeos como Santo Varni, Pietro Costa y Antonio Mercie. Y si bien mucha gente reconocía su valor antes del nombramiento, era necesario contar con el estatus jurídico para iniciar los trabajos de restauración, puesta en valor y recuperación que en la actualidad se ejecutan a través de convenios con instituciones públicas y privadas. Por otra parte, cabe destacar que esta no es su única nominación, pues en 1972 fue nombrado Patrimonio Monumental, en el 93 se reincorporó a la Red Nacional de Museos del Estado y en el 2002, fue cede del IV Encuentro de Cementerios con Valor Patrimonial. *DE ULTRATUMBA* Mes a mes, de la mano de historiadores y museólogos, cientos de visitantes conocen un poco más sobre los personajes que descansan en este lugar y tienen la oportunidad de ingresar a la Cripta de los Héroes, lugar donde fueron sepultados Miguel Grau, Andrés Avelino Cáceres y Francisco Bolognesi. Con antorchas encendidas, una veintena de personas realizaron la primera visita nocturna en el 2002, cuando la Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana presentó su primer producto turístico denominado Noches de Luna Llena, que actualmente recibe a unas 200 personas al mes, entre peruanos y extranjeros. La travesía comienza en la puerta número 4, que es el espacio más antiguo del panteón. Si camina por su alameda usted hallará los mausoleos del ex presidente, Oscar R. Benavides, la tumba del creador de Tradiciones Peruanas, Ricardo Palma, o del último mariscal del Perú, Eloy Ureta. Cada noche se trata un tema distinto que determina el recorrido. Si por ejemplo se busca recopilar lo mejor de nuestra literatura, usted no puede dejar de visitar las tumbas de Ciro Alegría, José Santos Chocano, Abraham Valdelomar, Manuel González Prada y otros exponentes. Pero, además, actualmente es posible disfrutar de muestras artísticas de diversos géneros, puestas en escena del grupo teatral Yuyachkani o presentaciones del coro de la Alianza Francesa. La noche del jueves 25 de junio será la próxima visita nocturna que lo puede acercar a conocer algo más de la presencia china en el Perú. La presentación artística estará a cargo de la Danza de los Dragones. Si desea ser parte de esta aventura puede ingresar al portal de la "Beneficencia de Lima":http://www.sblm.gob.pe/cementerio/index.htm , o acercarse a su oficina, ubicada en el Jirón Carabaya 641, en el Cercado de Lima. Se recomienda llegar puntualmente al local central de la Beneficencia, desde donde partirá el paseo que dura dos horas y media. La entrada tiene un precio de S/.10 para adultos y S/.5 para niños. *ADOPTA UNA ESCULTURA* Bocanegra recuerda que en 1999, cuando el Presbítero Maestro recibió la denominación de museo, se proyectaron labores de recuperación que requerían un presupuesto que no podía solventar la Beneficencia. “Restaurar una escultura puede costar unos US$10.000”, precisó Bocanegra. En consecuencia lanzaron la campaña Adopta una escultura, que busca involucrar a instituciones públicas y privadas en la restauración de los monumentos que resguarda. La restauración modelo estuvo a cargo del Instituto Nacional de Cultura que recuperó la escultura conocida como “La dama de la mantilla”, que se halla en el mausoleo Elmore. Otras instituciones que siguieron sus pasos son la universidad Cayetano Heredia, que invirtió en los mausoleos de Daniel Alcides Carrión, Hipólito Unanue, Honorio Delgado y Cayetano Heredia; y la universidad Ricardo Palma que se encargó de la tumba del autor que lleva su nombre, entre otras. Esta misma institución presentó además el primer inventario del panteón que contribuirá a la protección de nuestro patrimonio. Es una loable forma de ayuda para que el turismo se incremente. *CEMENTERIOS CULTURALES* Este camposanto no es el único caso, pues en el mundo existen varios cementerios convertidos en atractivos turísticos. Entre los más destacados están el camposanto de Père Lachaise, en París, el cementerio judío de Praga, las catacumbas de Roma, el de Staglieno de Génova o el de Montparnasse de París. Y en Sudamérica otro representativo es el de La Recoleta, en Argentina.

Tags relacionados

Museo

INDUSTRIA

Presbítero Maestro