Primer ministro culpó a autoridades regionales y al etnocacerismo por huelga en La Convención

Javier Velásquez aseguró además que grupos radicales como Pukallaqta, de filiación senderista, engañan y movilizan a la población

El primer ministro, Javier Velásquez Quesquén, vinculó las protestas que se realizan en La Convención (Cusco) en rechazo a la exportación del gas de Camisea al accionar político de grupos radicales como Pukallaqta, el etnocacerismo e incluso el Partido Nacionalista. “Los etnocaceristas apoyados por los nacionalistas atentaron contra un campamento y quisieron tomar el aeródromo (de Kiteni)”, indicó.

Velásquez agregó que estos grupos han rebasado a las autoridades de la región, a quienes también acusó de desinformar a la población y financiar los traslados en camiones de los manifestantes.

“Quiero decirle al país que este paro es promovido por dirigentes radicales que impiden que se dé paso al diálogo (…) Desde el sábado he recibido a delegaciones de la provincia (La Convención) pero las autoridades han sido rebasadas por estos dirigentes”, señaló.

Velásquez aseguró, además, que el presidente regional del Cusco, Hugo Gonzáles, desinforma a la población al asegurar que las protestas han dejado hasta el momento 18 heridos de bala. “No se están usando armas de fuego (…) ¿Qué están buscando (al dar esta información)? ¿Réditos electorales con la muerte de personas indefensas? Declaraciones como estas de un presidente regional solo alientan la violencia”, indicó.

El jefe del gabinete también aseguró que los alcaldes de Echarate, Quillabamba y Kiteni “financian los camiones para trasladar a la población y los obligan a ir a las marchas”.