Principal importador de autos viejos es socio de empresa que lo fiscaliza

César Cataño es dueño de firmas y también tiene fallo del TC a su favor. Siguen ingresando al país vehículos con kilometraje alterado. Sunat detectó fallas

En mayo pasado la Sunat inmovilizó en la Aduana del Callao 275 automóviles coreanos que estaban a punto de ingresar al país con documentación falsa y el kilometraje adulterado. En apariencia eran casi nuevos, pero tras cruzar información con el país de origen se determinó que buena parte de estos tenía el doble y triple de los 80.000 kilómetros de recorrido permitidos, tenía más años de uso y emanaba gases por encima de lo permisible. Pura chatarra. A la fecha, solo la tercera parte de este lote sigue en Aduanas. El resto logró ingresar al país porque ya tenía luz verde de las empresas verificadoras, entes designados por el Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC) para, supuestamente, evitar que los autos usados ingresen en las condiciones arriba descritas a nuestras pistas. “La labor de estas compañías es hacer una revisión técnica en las zonas de desembarque, pero no han sido eficientes. No piden información a las embajadas sobre las inspecciones que pasaron los autos en su país de origen, ni ingresan a páginas webs especializadas que detallan si el auto sufrió vuelcos o siniestros”, dice Enrique Prado, gerente de la Asociación Automotriz del Perú. La Sunat detectó que algunas de estas empresas no contaban con los equipos idóneos para revisar a los vehículos, mientras que otras habían falseado información en sus autorizaciones. “En Paita encontramos a un funcionario que daba luz verde al ingreso de autos sin haber ido al depósito de Aduanas a mirarlos”, señaló el intendente de Fiscalización Aduanera de la Sunat, Miguel Shulca. *EL DESCONTROL* En lo que va del año la Sunat ha presentado 15 denuncias a la fiscalía contra importadoras que ingresaron autos que no cumplían los requisitos. En tanto, el MTC, mediante resolución directoral, suspendió hace un mes a tres de las cinco verificadoras: Famotsa, Efe Automotriz y Servimotriz, pero la primera de estas sigue en funciones tras haber apelado la decisión; la segunda recibirá esta semana el visto para volver a operar y la última habría decidido no renovar contrato. Solo de enero a julio ingresaron 23.478 autos usados al país, y se desconoce cuántos de estos lo hicieron sin cumplir los requisitos de ley. Pero lo que sí se sabe es que entre las principales empresas importadoras de vehículos viejos están Kanagawa y Viz Car, ambas de propiedad del corredor de autos e investigado por lavado de activos César Cataño. Este personaje, que acaba de fundar una aerolínea, tiene entre sus socios principales a Ernesto “Neto” Jochamowitz y John Andia García. Al cotejar con Registros Públicos encontramos que el primero es hijo del titular de Servimotriz, y el segundo es gerente de Efe Automotriz, compañías que deben fiscalizar que las unidades de Cataño pasen las pruebas técnicas de rigor. El director de Efe, Ricardo Dasso, confirmó que Kanagawa es uno de los principales importadores, “pero nosotros solo cotejamos algunos lotes. La mayoría va a las otras verificadoras”, dice. Pero Cataño también tiene carta libre para importar vehículos, de la antigüedad que sea. En el 2002, tras las leyes que restringieron la importación de autos chatarra, obtuvo un fallo del Tribunal Constitucional que le permitió el ingreso de unidades que estén “en proceso de despacho” y que serían más de 12 mil. Su abogada en ese proceso fue Lourdes Flores Nano. *TODOS INGRESAN* Del lote de autos coreanos que se detectaron en el Callao, la mayoría iba a ser vendida en Lima. Una de las importadoras es Korea Motors Show, que iba a enviar a Santa Anita 76 de| estas unidades; otra es Cope Autos, que preveía colocar 45 autos en su local de la Av. La Marina, mientras que el resto se distribuiría en La Victoria, San Martín de Porres y Callao. De acuerdo con personal de la División de Robo de Vehículos, estos tres últimos distritos son focos de venta de autos y repuestos modificados. La Asociación de Representantes Automotores del Perú (Araper) es clara en señalar que el ingreso de este tipo de unidades tiene vinculación directa con los accidentes de tránsito, la polución ambiental y la compra de repuestos reciclados. Tanto Karen Rocha, gerenta de Famotsa, como Ricardo Dasso, de Efe, coinciden en que es imposible detectar la adulteración del kilometraje con los equipos que tienen. “Nosotros solo cumplimos las especificaciones del MTC. Si quieren que complementemos el cotejo con páginas webs u otra indagación, ello debe estar normado, si no, es referencial. Precisamente como esa ha sido la base de la acusación de la Sunat, nuestra sanción va a ser levantada”, señala Rocha. *SEPA MÁS* *MTC no respondió cuestionamientos* El encargado de contestar qué tipo de sanciones o fiscalización se ejerce para evitar el ingreso de autos chatarra al país, así como la idoneidad de las empresas verificadoras es el director general de Transporte Terrestre, José Luis Castañeda, pero nuevamente en el MTC dijeron que él se no pronunciaría.

Tags relacionados

Metropolitana