Los principales problemas de los usuarios en las playas de Lima

Una de las dificultades que enfrentan los veraneantes es la falta de agua y servicios higiénicos debidamente acondicionados para su uso

JUAN CARLOS CUADROS GUEDES

El verano tiene un no sé qué especial. Es, sin duda, la estación que muchos prefieren, sobre todo por lo que esta implica: más horas de sol, la posibilidad de viajar, descansar, ir a la playa o al club, hacer deporte al aire libre, caminar, entre otras actividades.

¿Pero qué la hace tan especial? ¿Qué la define? ¿Qué es lo habitual, lo típico de la estación? El calor, indudablemente. Los termómetros suben y la sensación térmica es agobiante, sobre todo en Lima, debido a la humedad en el ambiente. Uno siente que se derrite en casa, el departamento, la calle, el cine, en el centro comercial o en las unidades de transporte público.

La playa es, sin duda, el destino favorito. La imagen típica que se nos viene inmediatamente a la mente al escuchar la palabra es un lugar con muchos bañistas, surfistas, sombrillas, toallas y hermosas chicas con diminutos bikinis tomando el sol o jugando paleta, y niños haciendo figuras en la arena.

Y, por allí, tal vez, mezclado entre la gente, un heladero que nos da pena al verlo sofocado, vestido con jean y un polo de licra, sin gorro y los pies descalzos sobre la arena caliente, sin poder probar ni uno solo de los productos que ofrece. Eso es un buen día de playa, que, por cierto, no está exento de problemas.

NO HAY AGUA NI BAÑOS
Una de las primeras dificultades que con frecuencia enfrentan los bañistas es la falta de agua y de baños debidamente acondicionados para su uso. Lo único que hay –sobre todo en las playas del sur de Lima– son silos, que no reciben un adecuado tratamiento de parte de la autoridad edilicia.

Al respecto, es bueno advertir que ninguna de las playas es inclusiva, pues carecen de rampas y servicios higiénicos adecuados para discapacitados. Las normas son específicas y obligan a los municipios a aplicar planes de integración para que todos puedan tener las mismas posibilidades a la hora de disfrutar del espacio público.

Sin embargo, esto no es así, y en verano es particularmente evidente, al menos se pudo comprobar en las playas como La Estrella (Miraflores) y Agua Dulce 1 y 2 (Chorrillos), Arica (Lurín), Caballeros (Punta Hermosa), Punta Rocas (Punta Negra) y Yaya (Chilca).

Las barreras físicas y arquitectónicas que tienen que salvar estas personas son muchas en la playa (no hay rampas de acceso). Por eso es necesario que estos espacios dispongan de servicios adecuados para facilitarles la movilidad y su estadía.

SERVICIOS DEFICIENTES
Otro problema que advertimos en nuestro recorrido fue la falta de seguridad y de conciencia sanitaria. En muchos locales de venta al público, ubicados a la vera de la playa, se observó que las cocinas –en las que se preparan cebiches, tiraditos, jaleas y hasta choritos a la chalaca– están ubicadas al lado de los baños.

Su uso constante y la falta de agua para limpiarlos hace irrespirables estos ambientes. Pese a ello cobran un sol a cada parroquiano. No hay tachos de basura y los desperdicios deben ser arrojados a los silos.

Los municipios cobran por parqueo, pero los visitantes no reciben ningún beneficio adicional. No hay patrullaje en las playas y menos policías municipales que controlen la calidad sanitaria de los alimentos y bebidas que se ofrecen al público en quioscos y restaurantes.

Los congeladores y refrigeradoras, en las que se almacenan pescados y mariscos, carnes y pollos, no están en óptimas condiciones, hecho que dificulta su funcionamiento y la conservación de los alimentos.

Algunas personas nos escribieron en las últimas dos semanas y denunciaron haber sido víctimas de infecciones estomacales. Tenga cuidado.

EN PUNTOS
Es recomendable no exponerse al sol a determinadas horas, entre las 11 de la mañana y las 4 del de la tarde; los rayos del sol son excesivamente dañinos.

Lleve una sombrilla, un sombrero y use protectores solares. Es importante. Cualquiera sea su tipo de piel, debe protegerla con bloqueadores de factor alto.

Además de las habituales quemaduras, el sol incide directamente en el envejecimiento de la piel y causa la aparición de manchas y arrugas. Evite el cáncer de piel.

Ingrese al agua solo en las zonas habilitadas que están bajo vigilancia de los salvavidas. Si no los ve, mejor es no ingresar al mar en esa zona de playa.

No sobrestime su fuerza y habilidades en aguas abiertas, es una causa frecuente de accidentes. Aunque sea buen nadador, no se aleje de la costa; nade en paralelo a esta. Si hay bandera roja en la playa, mejor no se meta al agua.


Tags relacionados

Verano 2011

Playas

discapacitado