Puno: Turba intentó tomar comisaría y atacó sede de la gobernación

Tres personas fueron detenidas por bloquear vía de ingreso a la ciudad en segundo día de protestas contra construcción de hidroeléctrica de Inambari

Por: Carlos Fernández

La detención de tres personas que bloqueaban la vía de ingreso a la ciudad de Puno, a la altura de la zona sur, en el sector conocido como Chejoña, desencadenó ayer un violento enfrentamiento entre la policía y estudiantes universitarios, quienes participaban en el segundo día de protesta contra la construcción de la central hidroeléctrica de Inambari.

Además de lanzar piedras y otros objetos a los agentes, los estudiantes intentaron tomar la comisaría para exigir la liberación de los detenidos.

La Policía Nacional debió utilizar bombas lacrimógenas para dispersar a la multitud apostada en el frontis de la comisaría ubicada en la Plaza de Armas, en el centro de la ciudad lacustre.

Los ánimos de ambos grupos se calmaron momentáneamente cuando el jefe de la Duodécima Dirección Territorial de la PNP, general Javier Sanguinetti, anunció que ya habían sido liberados los tres detenidos: Abraham Cauna Toma, presidente de la Central de Barrios de Puno; el profesor Roberto Canaza Roque y Alhin Marroquín Flores.

Sin explicación alguna y pese a conocer la liberación de los detenidos, algunos manifestantes optaron por dirigirse hacia la sede de la Gobernación de Puno donde destrozaron las ventanas del local a pedradas. Dicho inmueble también alberga al calabozo de Seguridad del Estado.

Así, en medio de tanta violencia, transcurrió la segunda jornada del paro de 48 horas convocada por diversas organizaciones civiles en rechazo a la construcción de la central hidroeléctrica de Inambari.

MUY OPORTUNO
Al mediodía, cuando los manifestantes recorrían otras calles, el presidente regional Hernán Fuentes Guzmán y sus funcionarios de confianza se hicieron presentes en la Plaza de Armas de Puno. Algunos de sus simpatizantes aplaudían su presencia como un signo de adhesión a la medida de fuerza. Otros, sin embargo, lo abuchearon.

Además de la participación de los pobladores de San Gabán, ayer se sumaron a la protesta contra la construcción de la hidroeléctrica otras organizaciones sociales, así como los comerciantes de los cuatro mercados de la ciudad y los transportistas urbanos.

Salvo la ciudad de Juliaca, otras localidades, como Ayaviri, Juli y Yunguyo, también apoyaron la medida de fuerza.

EN PUNTOS
1 La Empresa de Generación Eléctrica Amazonas Sur (Egasur), integrada por las brasileñas OAS, Electrobrás y Furnas, invertirá US$4.000 millones en la construcción de una hidroeléctrica sobre el río Inambari, que producirá 2.200 megavatios.

2 El proyecto comprende la ejecución de una represa de 20 millones de metros cúbicos en un área de 21.000 hectáreas.

3 Quienes se oponen a este proyecto aducen que este afectaría a 15.000 personas, pues se verían obligadas a dejar sus tierras por el represamiento del río Inambari.

4 La futura central hidroeléctrica también pondría en grave riesgo varias hectáreas de la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Bahuaja-Sonene.