¿Qué tienen en común los técnicos de los países sudamericanos que jugarán el Mundial?

Maradona, Bielsa, Dunga, Tabárez y Martino no solo buscarán la gloria en Sudáfrica, sino que cada uno tiene una revancha. Conozca sus historias

Por: Miguel Villegas

DIEGO MARADONA
El día que le tendieron la mano en verdad le pusieron cabe. O eso cree Argentina entera. El 25 de junio de 1994 al hombre que solía pensar obras de arte con las piernas, se las cortaron (sic). Argentina ganó 2-1 con goles de Claudio Paul Caniggia (y dos pases geniales de Diego) pero perdió muchísimo más: el 10 de esa selección de Basile dio positivo en el control antidopaje, le encontraron cinco sustancias prohibidas en la orina y lo mandaron 15 meses a su casa. Dieciséis años después, el ‘Pelusa’ tiene su revancha. El destino lo ha puesto frente al mismo rival con que se fue (mal) de los mundiales. El destino le quitó los pantalones cortos, pero le puso el buzo. Como DT de su selección, Maradona tiene la enorme posibilidad de ingresar a la galería de próceres que ganaron la Copa del Mundo como jugadores y técnicos, al lado de Beckenbauer y Zagallo. Tan seguro está que, entre otras cosas, acaba de apostar su casa. “No me regreso en primera ronda”, dice. Y es palabra del señor.

MARCELO BIELSA
Era el técnico de una selección que en vez de jugar, arrasaba. El “Loco” dirigía a Argentina, quedó primero en la Eliminatoria a Corea-Japón 2002, pero en el Mundial le fue terrible. Chau en primera ronda. Hoy Marcelo Bielsa Caldera parece haber clonado esa primera época dorada, solo que con otra selección. Esta vez va a Sudáfrica como el cotizadísimo técnico de una bastante agresiva selección mapochina. Y va por revancha. No tiene cracks; ahora ha decidido armar un plantel. El pecado del 2002 no lo vuelve a cometer, ha sugerido. Iván Zamorano, héroe nacional de la Estrella Solitaria, le ha puesto altísima la valla: “Chile va a llegar más alto que Argentina”.

EL ‘MAESTRO’ TABÁREZ
Dirigió al Uruguay hermoso de Enzo Francescoli en Italia 90, pero tuvo la mala fortuna de toparse con el local en octavos. Y el local —usted lo sabe— tenía que pasar contra todo. La carrera lo llevó a dirigir en Boca, Cagliari, Milan, Oviedo de España, pero acaso tenía que volver al paradero inicial: la selección charrúa. Óscar Washington vuelve a una Copa del Mundo tras 20 años. En esta segunda juventud del “Maestro” tiene todo para dar una lección de fútbol.

GERARDO MARTINO
Se quedó por poquito, muy poquito de integrar la selección argentina que al final fue campeona en México 86. El “Tata” era un volante mixto de buen pie al que le gustaba tener la pelota. Pensar, no correr. “Yo necesito volantes que vuelen”, fue la excusa de Bilardo para no llevarlo al Mundial. Martino fue convocado nuevamente por Alfio Basile para disputar un partido contra Hungría el 19 de febrero de 1991, en el debut del Coco como DT de la mayor. Pero su historia mundialista nunca llegó. Ahora, ya como técnico del compactito Paraguay, tiene la chance de exhibir su talla, su talento, su cerebro. Esa característica que Bilardo no supo descubrir.

CARLOS DUNGA
Nombre de poeta y cara de Terminator, Carlos Caetano Bledorn Verri, “Dunga”, es el técnico de la poderosa selección brasileña, el candidato de todos. La última vez que Dunga pisó una cancha en una Copa del Mundo fue en Francia 98. Era capitán y crack, jefe deportivo y espiritual. Y aunque cuatro años antes celebró, de París se fue como segundo. La gran revancha le llegó a Dunga, un hombre que solo sabe de finales, ya en su etapa de entrenador. De los cuatro anteriores de la lista, es quien más cerca está de saborear el dulcísimo sabor de la victoria. De los cuatro, Dunga puede alcanzar el podio que también pelea Diego: campeón como técnico y futbolista. El paraíso.