Réplicas de la vuvuzelas se venden como pan caliente en el Mercado Central

Comerciantes aseguran que han vendido miles de estos instrumentos de plástico desde que comenzó el Mundial Sudáfrica 2010

No hizo falta que viajaran miles de kilómetros atravesando el océano. Los comerciantes peruanos se las ingeniaron para producir y comercializar con éxito las ahora mundialmente famosas vuvuzelas sudafricanas, aquellos ensordecedores instrumentos que han provocados las críticas de muchos de los futbolistas que participan en el Mundial Sudáfrica 2010.

Aunque no es la copia fiel de los souvenirs más vendidos en Sudáfrica, las vuvuzelas han batido récord de ventas en el Centro de Lima. “He vendido cualquier cantidad de vuvuzelas. Desde que comenzó el mundial he vendido cinco mil de estos instrumentos”, aseguró a Frecuencia Latina el propietario del negocio “Novedades Arturo”

En el Mercado Central de la capital, las réplicas de la ruidosas vuvuzelas, que también son de plástico, se venden a tres soles y en diferentes colores. Además, en los últimos días, y debido a su inusitada fama en el mercado local, ya han desplazado a las clásicas chicharas y matracas entre las preferencias del público.