La revancha del 66: a Inglaterra no le validaron un gol que sí había entrado

Al minuto 38 del Inglaterra-Alemania un gol de Frank Lampard no fue dado por válido por el juez uruguayo Jorge Larrionda. Era el empate de los ingleses

Si en la final de Inglaterra 66 los británicos marcaron el camino a la victoria con un polémico tanto que en realidad no había entrado, hoy se vivió la revancha de ese choque luego de que un disparo de Frank Lampard traspusiera la línea de meta sin que el juez diera por válida la anotación.

En el minuto 38 Lampard ejecutó un tiro que chocó en el travesaño y luego picó dentro del arco claramente antes de que el balón fuera sacado por el portero Neuer. Sin embargo, Jorge Larrionda hizo que el juego siguiera, dejando a los ingleses reclamando por breves instantes.

Esto de inmediato remitió a la final de Inglaterra 66 en el que los alemanes reclamaron por un gol que no había ingresado al arco pero que el juez suizo Gottfried Dienst dio como válido.

En la final Alemania-Inglaterra jugada en tierras británicas, el partido iba 2-2 y se fue a tiempos extra. Al minuto 101 Geoff Hurst recibió un balón en el área y disparó. El balón chocó en el travesaño y picó a centímetros de la línea, pero fuera del arco. Dienst dio como real ese gol a instancias de su asistente, Tofik Bakhramov de Azerbayán.

El encuentro terminaría 4-2 con un tanto más de Hurst, que marcó mientras la gente invadía el campo. Mucho tiempo después, los jugadores ingleses que estuvieron en ese partido admitieron que el tanto no había sido válido, pero nada cambió la historia.

Sin duda el fútbol da revanchas.