El rey de los night clubs cayó en San Miguel

Teófilo Apeña Cano es dueño de 13 locales nocturnos en los que se ejercía la prostitución. El Comercio denunció sus actividades desde marzo

El rey de los night clubs cayó en San Miguel

LUIS GARCÍA PANTA

Luego de medio año de ser buscado, en la mañana de ayer fue detenido en San Miguel Teófilo Apeña Cano, huaracino de 56 años, dueño de 13 night clubs del Centro de Lima y de la avenida La Marina, los que en realidad eran prostíbulos; en algunos de esos locales se había encontrado en meses anteriores a menores que ejercían la prostitución.

Apeña se encontraba en un night club ubicado en Av. La Marina 1040 cuando agentes de la División de Investigación Criminal de San Miguel lo intervinieron. Fue llevado a la División de Requisitorias de la PNP y hoy será trasladado a la Carceleta del Palacio de Justicia para ser puesto a disposición de las instancias que lo solicitan.

Las órdenes de captura proceden de los juzgados penales 55 y 2 de Lima por proxenetismo y trata de personas. Se conoció que varios miembros de su familia participaban en el negocio y estarían involucrados en dichos delitos. Según las investigaciones, Apeña se desempeñaba en dicha actividad desde hace 15 años, sin embargo, había permanecido intocable.

Desde el 3 de marzo de este año, El Comercio ha denunciado en reiteradas oportunidades las actividades de este sujeto.

CUATRO ATESTADOS
Este año la División de Investigación de Trata de Personas de la PNP (Divintrap) formuló cuatro atestados policiales en los cuales detallaba sus ilícitas actividades. Sus ‘prostibares’, como los llama la PNP, tenían licencia de funcionamiento, pero como restaurantes y discotecas, sin embargo, él les dio el giro de prostíbulos.

Trece fueron allanados y cerrados entre el 2010 y el 2011, pero algunos fueron reabiertos a espaldas de las autoridades. A fines de febrero de este año, se allanaron tres de sus locales en el Centro de Lima y se encontró a 54 mujeres, entre ellas cuatro menores que habían sido captadas como meseras para después ser obligadas a ejercer la prostitución. En uno de estos locales, el night club California, fue detenida su hija Sara Apeña Bernaola.

El coronel PNP Miguel Bacilio Grossman, quien fuera jefe de la Divintrap, lo calificó como altamente peligroso, que generaba temor entre sus empleados y trabajadoras sexuales, a quienes amenazaba de muerte para evitar que lo delataran. “Era el mayor proxeneta del Centro de Lima con night clubs en las avenidas La Colmena [Nicolás de Piérola] y Alfonso Ugarte. En todos ellos se ejercía la prostitución”, expresó.

Unas de las mujeres que fue detenida contó a la policía que cuando tenía 16 años Apeña la violó y luego la obligó a prostituirse. Después la botó y le imponía condiciones para regresar, sostuvo Grossman.

La procuradora pública especializada en delitos de lavado de activos y pérdida de dominio Julia Príncipe Trujillo lo investiga por el presunto delito de lavado de activos procedentes de la prostitución y trata de personas. No descarta pedir el embargo de sus bienes.

Apeña debe rendir sus declaraciones en los juzgados penales 55 y 2 de Lima. Luego será clasificado por el INPE y llevado probablemente al penal de Piedras Gordas de Ancón.

PNP LO INTERVINO VARIAS VECES
[28/2/2011] Tres night clubs de Teófilo Apeña son intervenidos y se rescata a 54 mujeres.
[12/3/2011] La Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) asume el caso y decide investigar a Apeña por proxenetismo.
[13/3/2011] La Fiscalía 33 Penal Lima decide investigar a Apeña por lavado de activos. Tiene dos vehículos, tres inmuebles y cinco terrenos.
[6/5/2011] En otros tres night clubs de Apeña se rescata a 46 mujeres obligadas a prostituirse.