La salida a las playas del sur se complica por ambulantes y obras inconclusas

Desde hoy, unos 216 mil vehículos irán por la Panamericana Sur. En el kilómetro 20, en el peaje de Villa, aún no se concluyen los trabajos

La salida a las playas del sur se complica por ambulantes y obras inconclusas

LOURDES FERNÁNDEZ CALVO

Este fin de semana, la temperatura puede alcanzar los 28 grados centígrados y unos 216 mil veraneantes enrumbarán hacia el sur en busca de las playas para refrescarse. Además del bloqueador solar, los conductores deberán recargarse de paciencia para sortear a los ambulantes, la congestión del tránsito y algunas obras inconclusas en la Panamericana Sur.

Rumbo al sur, en el kilómetro 15 de la autopista, el puente Alipio Ponce luce por momentos congestionado. A fines de junio, el consorcio Rutas de Lima inició los trabajos de remodelación del puente.

Esta obra, que forma parte del proyecto Nuevas Vías de Lima, de la Municipalidad de Lima, incluye la construcción de dos óvalos y nuevos paraderos.

Si bien los tres carriles de la Panamericana Sur, en dirección al sur, ya no están cerrados, los usuarios del transporte público suelen abarrotar parte de la vía auxiliar y la han convertido en un paradero improvisado. Los que ya se construyeron no cuentan con señalización y en la zona no hay policías ni serenos que preserven el orden.

Fuentes del consorcio Rutas de Lima consultados por El Comercio estiman que entregarán la obra este fin de semana.

Cinco kilómetros más allá, los conductores se encontrarán con el renovado peaje de Villa. La construcción de las nuevas casetas de cobro, y la ampliación de un carril de la vía, también está a cargo de Rutas de Lima. Pese a que los voceros aseguran que todas las casetas están operativas, este Diario comprobó que solo funcionaban 13 de las 14 ya construidas. “Esto depende del flujo vehicular, pero el domingo funcionarán todas”, dijeron las fuentes.

Pero el mayor problema se genera a la salida de la primera fila del peaje. Los miles de autos que paguen en alguna de las 6 primeras casetas deben continuar su camino en uno de los 2 únicos carriles habilitados en la segunda fila.

Ver infografía.

Para Miguel Torres, especialista en infraestructura vial, esta situación puede generar un atosigamiento vehicular. Agrega que la transición entre cada fila es muy corta e impedirá que los autos puedan ingresar gradualmente en la Panamericana a la salida del peaje. “Todos estarán apurados por salir, esa solución no es práctica”, agrega Torres.

AMBULANTES EN EL PEAJE
Los conductores, además, se toparán con otro gran obstáculo: los vendedores ambulantes. Desde la semana pasada, un grupo de ellos se ha apoderado de unos 300 metros de la vía auxiliar de la Panamericana Sur.

Los vendedores ofrecen pelotas, sombrillas y hasta piscinas de plástico a los conductores que salen del peaje. Algunos choferes se estacionan en la vía para comprar los artículos y dificultan el paso de otros autos y la salida de los tráileres de la balanza que hay en esa zona.

Maritza Ruiz, representante de los vendedores, asegura que unos 16 comerciantes son propietarios de los locales instalados al lado derecho del peaje, pero que fueron desalojados por Rutas de Lima. “Nosotros somos posesionarios hace 40 años, nos prometieron reubicarnos, pero no han cumplido”, sostiene. Debido a ello, aseguran que seguirán en la vía pese a que es riesgoso e ilegal.

El domingo, el gerente de Fiscalización de la Municipalidad de Lima, Álvaro Anicama, aseguró a El Comercio que el lunes 23 se iniciaría la fiscalización a los comerciantes y se multaría con S/.185 a los que trabajaran ilegalmente. Aun así, los vendedores permanecían en el lugar.

El regreso a la ciudad tampoco está libre de complicaciones. En el tramo del peaje de Villa, un carril permanece bloqueado porque se están realizando conexiones eléctricas. En la antigua Panamericana Sur, las obras lucen abandonadas y el panorama es caótico.

PLAN VERANO DESDE EL DOMINGO

HORARIO DE RETORNO
El Plan Verano, implementado por Rutas de Lima, comienza el domingo 29 y finaliza el 13 de abril del 2014. Los domingos y feriados, entre las 4 y 8 p.m., el carril que va de norte a sur de la Panamericana Sur será invertido para permitir la fluidez de los vehículos que retornan a Lima de las playas. Los conductores que se dirijan al sur en ese horario deberán usar la antigua Panamericana Sur.

PEAJE ELECTRÓNICO
El plan también comprende la optimización del cobro mediante un sistema electrónico y el reforzamiento del servicio de emergencia y auxilio vial.

PROBLEMAS VEHICULARES
Cualquier usuario que tenga problemas vehiculares en la Panamericana Sur puede llamar a los teléfonos de Rutas de Lima: 217-4290, 217-400 y 0800-441-92. El servicio atiende 24 horas.

HACIA EL SUR

54,1 KM
Entre el trébol de Javier Prado y el distrito de Pucusana serán refaccionados en el Proyecto Vías Nuevas de Lima, que ejecuta el consorcio Rutas de Lima. La intervención en el puente Alipio Ponce consiste en la construcción de un intercambio vial, el primero de los 36 que prevé el proyecto. Además, se harán puentes peatonales y ramales de acceso de los vehículos.

43 MIL
Vehículos, en promedio, han salido de Lima hacia el sur cada fin de semana, según Emape. En el 2011, lo hicieron 36 mil. Este año, Rutas de Lima estima que unos 26 mil autos enrumbarán diariamente hacia los balnearios del sur a partir de hoy. Se estima que, entre el viernes 20 y el lunes 23 de diciembre, unos 100 mil vehículos pasaron por el peaje de Villa.