San Miguel multa otra vez a KFC: tapó con publicidad los carteles de clausura

La empresa pagará S/.2.190 por desacato, además de los S/.1.800 que se le impuso el jueves por no cambiar el aceite de las frituras

San Miguel multa otra vez a KFC: tapó con publicidad los carteles de clausura

AURORA CARUAJULCA OLAZABAL

Una nueva sanción amenaza la imagen de la cadena de restaurantes KFC. Si el jueves el Concejo de San Miguel multó y clausuró uno de sus locales por incumplir medidas sanitarias y atender fuera del horario establecido, ayer le impuso una multa por desacato.

La empresa deberá pagar ahora S/. 2.190, equivalentes al 60% de una unidad impositiva tributaria (UIT). Este monto se suma a los S/. 1.800 (50% de la UIT) que el Concejo de San Miguel le impuso por no cambiar el aceite en el que se freían los alimentos. Al inicio el municipio informó que la primera multa fue del 25% de una UIT.

El local de KFC, situado en la cuadra 22 de la Av. La Marina, amaneció ayer con los carteles de clausura cubiertos con papeles blancos y con publicidad de la marca. “La empresa Delosi, que tiene registrada a su nombre la franquicia, cometió un desacato al cubrir los afiches que señalan la clausura”, dijo Ricardo Sánchez- Serra, gerente de la oficina de Comunicación de San Miguel.

Alertada de la situación, a las 12:20 p.m. de ayer, la policía municipal llegó hasta el local para volver a colocar los afiches que informaban el cierre. Los periodistas que se encontraban allí fueron agredidos por seis personas, que se identificaron como trabajadores. José Quiroz Silva, el fiscal que participó en la intervención sorpresiva en el KFC, opinó que el concejo puede denunciar por este acto a los dueños de la empresa hasta por seis años de cárcel.

Crisólogo Cáceres, presidente de la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios, consideró que tapar los carteles viola el código del consumidor. “Sería una falta al derecho de la información del consumidor. Esos carteles tienen un fin informativo, al taparlos se desinforma”, dijo.

Delosi tiene cinco días para presentar sus descargos. Luego, el concejo, en un plazo de 30 días, evaluará si le permiten reabrir o ratifica la clausura. “El que hayan tapado los afiches desafiando a la autoridad agrava su situación”, indicó Sánchez-Serra.

Este Diario buscó la versión de Delosi; sin embargo, voceros de esa organización señalaron que ningún representante hablará sobre el caso.

El jueves la empresa fue multada por usar el aceite de forma insalubre. “Lo cambiaban cada quince días”, contó José Torres, jefe de Sanidad de San Miguel.

A las 11: 20 p.m. de ese mismo jueves, luego de que en las redes sociales muchos calificaran la sanción de benigna, el local fue clausurado por el municipio. El argumento fue que el negocio incurrió en doble falta: además de reutilizar el aceite, se detectó que atendía hasta más de las 11 de la noche sin tener permiso.