Se acabaron las vacaciones: retorno a clases se da en medio del caos vehicular

Por obras en Av. Angamos unos 40 colegios se verán afectados. Piden que el plan de desvíos considere el ingreso de movilidades

Se acabaron las vacaciones: retorno a clases se da en medio del caos vehicular

Por: Andrea Chávarry

La mayoría de colegiales de Lima iniciará hoy las actividades de un nuevo año escolar. Combis, coasters, microbuses y movilidades particulares volverán a trasladarlos a sus centros de estudio. Como es lógico, esta circunstancia incrementará la carga vehicular en horas punta y con mayor razón si las vías de circulación se encuentran clausuradas por la realización de obras, como es el caso de la avenida Angamos .

Desde hace diez días la Municipalidad de Lima ejecuta trabajos de ampliación de carriles en esa vía (durarán hasta octubre) y hace pocos días comenzó la construcción de tres “by-pass” en su intersección con la Av. Caminos del Inca (se prolongará hasta diciembre).

Por ello se llevan a cabo paralelamente desvíos del transporte privado para dos tramos de la arteria: el primero entre la Av. Tomás Marsano y la calle Juan Fuentes, dirección oeste-este (Surquillo), y el segundo desde la Av. Velasco Astete hasta la Av. Caminos del Inca (Surco), en sentido contrario al anterior.

En un recorrido, El Comercio comprobó que existen más de 40 colegios en el tramo de la Av. Angamos comprendido entre la Av. Tomás Marsano y la Av. La Encalada, y en sus inmediaciones. Se trata de centros educativos ubicados en los distritos de Surquillo, San Borja y Surco, y cuyos accesos se verán afectados por las obras y los desvíos, lo que es una preocupación para los padres de familia.

“El problema no solo estará en la misma Angamos, por donde seguramente el tráfico del transporte público se hará más intenso. Las vías alternas, con el inicio de clases, seguramente se verán congestionadas”, señala Catalina Álvarez, madre de dos alumnos del colegio Santísimo Nombre de Jesús (San Borja).

La coordinadora de proyectos de la Municipalidad de Lima, Carola Cuadros, refiere que al diseñar el plan de desvíos se contempló el hecho de que toda esa zona comprende decenas de colegios y dice que se han tomado todas las precauciones para evitar el caos vehicular durante la época de clases.

EJES CERRADOS
El presidente del Centro de Investigación y de Asesoría del Transporte Terrestre, Juan Tapia, subraya que la Av. Angamos es importante porque conecta el oeste con el este de la ciudad y pronostica que, por los desvíos, las avenidas que se verán más recargadas serán San Borja Norte, San Borja Sur y Benavides.

“Además, este martes (mañana) empiezan las obras del tren eléctrico en el corredor Tomás Marsano. Si se hacen trabajos en dos ejes que son casi paralelos y se establecen planes de desvíos simultáneos, se ocasionará un colapso”, acota.

Ante esto, Cuadros afirma que los trabajos se realizan en coordinación con los municipios de las tres jurisdicciones involucradas para minimizar las molestias que puedan generarse. Pese a esto, el alcalde de Surquillo, Gustavo Sierra, manifiesta a este Diario que ningún representante de la comuna limeña se acercó para organizar un plan de contingencia.

EXIGEN NUEVAS SALIDAS
Las instituciones educativas estatales para mujeres La Divina Providencia y Nuestra Señora de Lourdes tienen sus puertas principales de ingreso en la cuadra 21 de la Av. Angamos Este, frente al lugar donde se desarrollan obras. “Tenemos 940 alumnas, de ellas el 80% usa movilidad escolar. Además en las tardes recibimos a 200 niñas del colegio Juana Alarco de Dammert de Miraflores, quienes también usan ese servicio”, indica la directora de Nuestra Señora de Lourdes, Cristina Ramos Ramos.

En el colegio particular Santa María Marianistas (Surco), la situación es similar. “A pesar de que el concejo limeño ha venido a entregarnos unos mapas con las señalizaciones, la tugurización de unidades móviles será inevitable”, asevera Aresio Viveros de Castro, director de ese plantel.

Padres de familia y directores de colegios reclaman al municipio limeño que señale otras rutas alternas, adicionales a las dos que ya se emplean. “Se necesitan rutas alternas exclusivas para los vehículos que llevan escolares a los colegios”, dice Diana Ciccia, madre de dos alumnos del Santísimo Nombre de Jesús (San Borja).

“Esta semana nos reuniremos con las autoridades del colegio para organizar un plan de contingencia”, advierte Ericka Pinillos, madre de familia y conductora de una movilidad del mismo colegio.

MÁS DATOS
Carola Cuadros, coordinadora de proyectos del concejo limeño, informó que en general los desvíos en la Av. Angamos se empezaron a ejecutar una semana antes del inicio de clases con el fin de que los conductores previeran las nuevas rutas de acceso a los colegios.

Los directores de varios planteles aledaños a las zonas de trabajo manifestaron que, debido al congestionamiento que se prevé, probablemente se dé una tolerancia en la hora de ingreso del alumnado.

REACCIONES
“La situación es complicada porque los colegios La Divina Providencia y Nuestra Señora de Lourdes, dos de los de mayor cantidad de alumnado del distrito, están frente a la zona de trabajo”.
GUSTAVO SIERRA. ALCALDE DE SURQUILLO

“Debido al aumento del tráfico, solo podré recoger a los niños que vivan cerca del colegio (Nivel A, en Surco)”.
CARMEN AGUIRRE. CONDUCTORA DE MOVILIDAD

“Cualquier tipo de inconveniente se comunicará a la Municipalidad de Lima”.
LUIS BELLIDO. VOCERO DEL CONCEJO DE SURCO