Secuestrador de Gamarra se hacía llamar "el terrorista"

Confiaba en que su plan no fallaría pues portaba consigo una ‘bomba atómica’ que haría detonar si la policía trataba de rodearlo

Hoy salió a la luz un documento con seis páginas escritas con el puño y letra de Ruiz Ninasqui, el sujeto que mantuvo ocho horas secuestradas a 34 personas en el Banco Continental de Gamarra, en el que narra los escalofriantes y perturbadores pasos para tomar por asalto dicho local.

En el manuscrito, Ninasqui, quien se hace llamar “el terrorista”, confía en la perfección de su plan gracias a dos elementos que le daban confianza y poder: la “bomba atómica” y el detonador.

Debido a ello, el secuestrador pensaba que la policía no trataría de enfrentarlo y por el contrario huiría con el botín sin problemas.

“La policía no hará nada. La policía sabe que si estalla la bomba va a morir mucha gente. Por decir, la PNP tiene mucha duda, pero la duda es igual a no intentar nada. La PNP se distrae con la duda y ganaríamos terreno para ingresar. Una vez que esté adentro ningún PNP podrá ingresar. Esto es 100% seguro. Accionar sin miedo”, relata en una parte de su texto.

UN PLAN INSENSATO
El psiquiatra Mariano Querol explica la falta de sentido común que el “loco bomba” presentaba al momento de ejecutar tan disparatado plan.

“Es insensato como plan. Aquí ya tienes a todos adentro (del banco) y afuera ya no hay nadie, ni policías. Así que todo se blanquea para que él pueda salir libremente. Y no ha tenido en cuenta eso (que había policias en los exteriores), y justamente uno de esos policías que no consideró lo mató”, señaló a Domingo al Día.