Secuestro en Carabayllo: Policía citará a entorno de la víctima

Jacqueline Mary Almengor Cango (29) fue plagiada la mañana del miércoles en el cruce de los jirones Moquegua y Sáenz Peña

La contadora Jacqueline Mary Almengor Cango (29) fue secuestrada la mañana del miércoles en el cruce de los jirones Moquegua y Sáenz Peña, a pocos metros de su casa en Carabayllo. La joven se dirigía a su trabajo cuando dos hampones la encañonaron y se la llevaron en una camioneta de color gris.

Los delincuentes, que exigen a la familia Almengor Cango una fuerte suma de dinero, solo demoraron cinco minutos para plagiar a la contadora. Al parecer, le habrían seguido durante varios días y conocían todos sus movimientos.

Por ello, la Policía maneja la hipótesis de que el rapto haya sido dirigido por una persona cercana a ella. La División de Secuestros de la Dirincri, según informó el diario “Perú.21”, citará a los familiares y al novio de la muchacha, Eduardo Quispe.

El padre de la contadora, Manuel Almengor Muñoz, afirmó que el miércoles recibió dos llamadas de los delincuentes, quienes le exigen medio millón de soles para dejar en libertad a su hija, quien trabaja como subgerente de una constructora.

Almengor Muñoz solamente pudo ofrecerles 10 mil dólares.

“SE HAN CONFUDIDO”
La tía de la profesional, Nancy Chávez, le pidió esta mañana a los secuestradores liberar a su sobrina. Afirmó que su familia no tiene dinero y dijo que, probablemente, los hampones se confundieron de víctima.

“Lo único que pudo pedir es que liberen a mi sobrina. Su madre tiene cáncer y está muy triste sin ella. Le pedimos de todo corazón que por favor no le hagan daño. Somos personas humildes, no tenemos dinero, ellos se han equivocado”, manifestó en el noticiero “Abre los ojos”.