Sedapal compensará a vecinos afectados por inundación en SJL

Las empresa de servicio de agua potable empadrona a unas 150 familias damnificadas tras la ruptura de una tubería matriz

EL COMERCIO

Doce heridos, 150 familias damnificadas y decenas de viviendas y negocios inundados dejó un aniego que se expandió por más de 30 manzanas (2 kilómetros cuadrados) en el distrito de San Juan de Lurigancho.

La inundación se inició ayer a las 7 a.m. en Jicamarca cuando se rompió la tubería matriz Ramal Norte, de 1,6 metros de ancho.

Las zonas más afectadas fueron los asentamientos humanos 28 de Febrero y Santa María. Decenas de viviendas de esos lugares quedaron completamente inundadas.

“He perdido todas mis cosas: TV, lavadora, cocina. No tenemos dónde dormir”, contó afligida Celina Aquino, cuya vivienda quedó hecha un pantano.

Manlio Álvarez, jefe de la Oficina Defensorial Lima-Este, informó que es la tercera vez que se produce un aniego en la zona por el Ramal Norte.

Sedapal informó que la tubería se encontraba en período de prueba a cargo del Consorcio Huachipa (integrado por las empresas Camargo Correa y OTV).

Carlos Paredes, jefe del equipo de operación del centro de servicios de San Juan de Lurigancho, señaló que la compañía de seguros del Consorcio Huachipa evalúa los daños ocasionados.

Sedapal comenzó el empadronamiento de los pobladores que reclaman una compensación. Ayer se inscribió a 40 familias del asentamiento 28 de Febrero.

Mientras dure la reparación, no se cortará el suministro de agua en ningún distrito, pues la tubería aún no estaba en uso.