Soldados heridos denuncian haber sido olvidados por el Ejército

Uno de los casos es el del cabo que el pasado 28 de julio perdió varios dedos de la mano tras recibir el disparo de un cañón de salva

El soldado que sufrió un accidente "durante los cañonazos por 28 de julio":http://elcomercio.pe/impresa/notas/husar-perdio-dos-dedos-disparo-salva/20090729/320193 , el cabo Jesús Livia, considera que el Ejército, poco a poco, le está dando la espalda. "Necesito que no me den la espalda. (pero) Poco a poco estoy sintiendo que (el Ejército) me la está dando", sostuvo el joven de tan solo 21 años de edad en un video difundido en el programa "Cuarto Poder". La mamá de Livia, Marixsa Bautista, sostuvo que su hijo presenta serias secuelas tras el accidente. "Cuando sale a la calle le arde la vista y ahora me ha dicho que los zumbidos que siente en el oído se han incrementado y que esto le provoca fuertes dolores de cabeza", precisó. "Cuarto Poder" mencionó que quiso entrevistar a Livia, pero que este ha sido impedido de dar declaraciones por el propio ministro de Defensa, Rafael Rey. *OTRA VÍCTIMA* En el mismo informe, el programa dominical presentó el caso del soldado Alan Caro, quien desde hace un año se encuentra postrado en una de las camas del Hospital Militar Central tras caer gravemente herido durante un ataque terrorista en la zona de Vizcatán. "Yo me siento abandonado porque no me quieren apoyar en estas circunstancias", precisó el joven que sufrió el impacto de una bala en su pierna izquierda. Actualmente, presenta infección al hueso. Su familia precisa que a Caro le quieren dar de alta sin un peritaje médico y que además sufre maltrato cuando recibe su tratamiento pues el personal médico lo cita para otro día pese a que ha esperado horas. Asimismo se indicó que estas son solo dos de las muchas historias trágicas que existen dentro del mencionado hospital.

Tags relacionados

Soldados

Metropolitana