Sujeto que desató balacera en boda: “Agarré carne, no me interesa nada"

Gerson Urrutia que irrumpió a balazos en matrimonio dentro de capilla contigua a Catedral de Lima, publicó en YouTube que sufría de esquizofrenia y solo iba a asustar para ser escuchado

(YouTube)

“A los 30 lo definí, hace un mes cumplí 31 años y ahora empiezo mi labor . Lo hago con dicha, honra con honor, al divino. Él sabrá juzgar mis palabras y actos porque jamás derramaré una gota de sangre. Eso es malo (…) Si me pasara algo, serán muchos los intereses. Muchos después de esta acción se podrán levantar. Lo digo de hace muchos años, dime loco, pero loco de amor, no un ignorante. Voy a asustar a mucha gente para hacerme escuchar, y después sabrás opinar y mencionar tus pensamientos”.

Este es parte del aterrador anuncio que el huancaíno Gerson Oseas Urrutia Machuca (31) publicó en YouTube cuando ya tenía bien planificado irrumpir a balazos en la capilla El Sagrario, ubicada al costado de la Catedral de Lima, tal como sucedió anoche.

El video fue grabado en un paraje de Huancayo pues Urrutia refiere varias veces la frase “mi tierra” durante su alocución. “Actúa, ese es nuestro deber, de actuar, de morir por nuestro prójimo, por Dios y jamás mueras por la plata miserable, asquerosa, putrefacta. La plata aquí no vale nada, es del diablo, mezquindad, avaricia, lleva a muchas cosas negativas”, dice.

“Si tienes plata úsala para un bien. El 50% o más es pobre en el mundo, hay desnutrición crónica, enfermedades y no tiene plata para curarse. Seguro tú también tienes plata, yo también pero para compartir, para dar, eso me llena el corazón”, acota.

En otro momento, Gerson Urrutia saca el arma y la empuña frente a la cámara, y aclara que solo asustará para hacerse escuchar y que no matará pues eso sería un acto cobarde. “Esto es para asustar, para arrinconar y hacerme escuchar. El país sabrá que he sido capaz de entregar mi vida y enseñar mi rostro”, profiere.

En seguida, el pistolero se quita el gorro que lleva puesto y precisa que no busca ocultarse. Además muestra un carné que asegura es su licencia para portar armas. “Agarré ahí a la iglesia, te agarré a ti militar, agarré carne, no me interesa nada, entregué mi vida a Dios, por Él voy a morir”, añade.

Además, como aconteció anoche, anticipa que tras su acto arrojará el arma y “ ese cometido lo verán en TV”.

INTERNADO POR ESQUIZOFRENIA
En tanto, Urrutia manifestó que 20 años atrás fue internado por sufrir de esquizofrenia. En ese sentido puntualizó: “Prefiero que me digan loco antes que me digan imbécil, por no haber actuado cuando debí. Y voy a actuar”

Finalmente, aprovecha para pedirle al presidente de la República, Ollanta Humala, que no lo trate de “miserable” sino que lo haga con los “grandes capitalistas, millonarios y Papas.

“Si algún día me encuentro contigo ojalá no me cierres la puerta y podamos conversar”, finaliza.