Sujetos detenidos en Ancón tenían armamento y volantes del Movadef

La Dircote mantiene detenidos a Fabián Lizázarraga Pumahuali (47), Josué Fredy Lizárraga Soto (24) y Santos Alfonso Ríos Llatas (33)

El jefe de la Dirección Nacional Contra el Terrorismo ( Dircote ), Herbert Rosas, presentó esta tarde lo incautado a tres sujetos detenidos ayer en la zona de La Bandera, en Ancón, a la altura del kilómetro 50 de la carretera Panamericana Norte, inmediaciones de la variante de Pasamayo.

Fabián Lizázarraga Pumahuali (47), Josué Fredy Lizárraga Soto (24) y Santos Alfonso Ríos Llatas (33) fueron intervenidos con armamento y volantes del Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales Movadef, grupo terrorista pro Sendero Luminoso.

Pobladores de la Asociación Pro Vivienda Villa Ancón fueron los que detuvieron a los tres hombres cuando intentaban presuntamente detonar explosivos en una torre de alta tensión. Estaban con cinco acompañantes que se dieron a la fuga, según informó Herbert Rosas, jefe de la Dircote.

Rosas detalló que entre el armamento incautado se encuentran 24 cartuchos calibre 12 milímetros, un revólver cañón largo calibre 28, once explosivos pirotécnicos artesanales, una granada lacrimógena, una escopeta descargada color negro sin número de serie, una granada de guerra y 930 volantes donde, entre otros lemas, se hacen vivas al Movadef.

El oficial acotó que se realizan las investigaciones para determinar si ellos también pretendieron detonar explosivos en la misma torre el pasado 27 de agosto por la madrugada, ocasionando daños en dos parantes.

ALCALDE DE ANCÓN DEFIENDE A DETENIDO
Según dijo esta mañana el noticiero de TV “Primera edición” el alcalde de Ancón, Jhon Barbera, indicó que dos de los detenidos, entre ellos docente, son “dirigentes vecinales reconocidos por nosotros”, los cuales son “inocentes”.

“Lo que hacen es atrapar a las personas, sembrar el armamento, luego llamar a la prensa, llamar a la Policía y que luego de los días el tema se aclara”, dijo refiriéndose a pobladores que han invadido la zona alta del citado sector, quienes “son fundamentalmente delincuentes”.

En la zona existe una disputa de terrenos entre las asociaciones Villas de Ancón y Villa Mar.