Suministro de energía eléctrica en el país está en riesgo por violencia en Echarate

Más del 35% del territorio podría verse afectado si se agrava el paro en contra de la exportación del gas de Camisea, alertó a través de un comunicado la Transportadora de Gas del Perú (TgP)

A través de un comunicado, la empresa transportadora del gas de Camisea (TgP) informó que los actos de violencia en contra de la exportación del recurso acaecidos en el distrito de Echarate, en la provincia de La Convención, podrían interrumpir el suministro de gas en el territorio nacional.

De agravarse la situación, se podría afectar la generación de energía eléctrica “de poco más del 35% de todo el país, además del abastecimiento de GLP”, señaló TGP.

Asimismo, indicó que los recientes acontecimientos violentos en el centro poblado menor de Kiteni han dañado la infraestructura del gasoducto, entre ellos la estación de bombeo PS2 y otros campamentos.

Además denunció el robo de generadores y el corte de una fibra óptica que recorre el gasoducto interrumpiéndose así los servicios de comunicaciones, control y monitoreo del sistema de transporte; todo ello entre el 28 y 30 de julio pasado.

“El día de hoy, desde la una y treinta de la tarde, un grupo numeroso de manifestantes están atacando nuestra base en Kiteni y el aeródromo del centro poblado arrojando piedras e intentando incendiar parte de las instalaciones”, añade en el comunicado la empresa, que afirmó estar aplicando un plan de contingencia nacional.