Surco tiene hasta la próxima semana para pagar a Petramás

Descarga de residuos en relleno sanitario será restringida si municipio no cancela deuda

Ayer, las calles de Surco amanecieron limpias, tras restablecerse el servicio de recojo de basura, suspendido desde el último miércoles por la deuda de S/ 425.000 que mantiene, desde agosto, la municipalidad con Petramás, empresa encargada del relleno sanitario que recibe diariamente cerca de 350 toneladas de basura del distrito.

Diego Soria, representante de Petramás, informó que el último jueves se permitió el ingreso de camiones al relleno sanitario, luego de que el municipio pagara uno de los cuatro meses de servicio adeudado, correspondiente al mes de agosto.

“Hemos permitido el ingreso de los camiones porque hubo conversaciones para cancelar la deuda. Ayer [jueves], el municipio pagó los servicios de agosto y se comprometió a abonar los de setiembre”, dijo Soria.

Sin embargo, advirtió que el recojo de basura podría verse nuevamente afectado si la gestión del alcalde Juan Manuel del Mar no cumple con pagar otra parte de la deuda antes del jueves.

“Se fijó un plazo de 5 días hábiles para cancelar lo correspondiente a setiembre. Si el municipio no cumple con el segundo pago, el ingreso al relleno será restringido”, remarcó.

Según explicó el representante de Petramás, la descarga de residuos sería parcial y no diaria, como se acostumbra. Además, se efectuaría en horarios fijados por la empresa. Indicó además que se espera la cancelación total de la deuda antes de finalizar el año.

MUNICIPIO NO RESPONDE
Este Diario intentó comunicarse con el municipio de Surco; sin embargo, no obtuvo respuesta.

Representantes del alcalde entrante, Roberto Gómez, informaron que la reunión con la junta de transferencia de la actual gestión programada para ayer, y en la que se iba a tratar el problema de la basura, fue postergada hasta el martes. Agregaron que lo recaudado por el municipio por concepto de limpieza pública ha dejado un saldo de S/.1’400.000 que debe usarse para cancelar las deudas y no perjudicar a los vecinos.