Susana Villarán develó busto de Pedro Huilca en Plaza 28 de Julio

La viuda del dirigente sindical recordó que este fue asesinado por el Grupo Colina en el gobierno de Alberto Fujimori y por ello criticó un posible indulto humanitario

La Municipalidad de Lima develó hoy un busto en homenaje al dirigente sindical Pedro Huilca, al cumplirse el vigésimo aniversario de su asesinato, perpetrado por el grupo paramilitar Colina.

La alcaldesa capitalina, Susana Villarán, encabezó la ceremonia en la plaza 28 de Julio, en el centro de Lima. Esta y otros oradores rindieron tributo a la memoria de quien era al morir el máximo líder de la Confederación General de Trabajadores del Perú, la principal central obrera del país.

Huilca, de 43 años, fue baleado por desconocidos en presencia de sus hijos cuando salía de su casa. En su momento, el asesinato se atribuyó a la organización terrorista Sendero Luminoso.

No obstante, las investigaciones permitieron aclarar años después que el homicidio fue obra del Grupo Colina, que operó en el gobierno de Alberto Fujimori. El caso no estaba incluido entre los que fueron expuestos para lograr la extradición de Fujimori desde Chile.

En la ceremonia de hoy, la viuda de Huilca, Martha Flores, recordó eso para oponerse a que Fujimori sea beneficiado con el indulto humanitario que solicitó.

La colocación del busto de Huilca estuvo rodeada de una polémica, pues dirigentes del APRA objetaron que se le colocara en la misma plaza que al fundador de ese partido, Víctor Raúl Haya de la Torre.

Todo se solucionó con un reconocimiento del máximo líder del Apra, el ex presidente Alan García, a las cualidades de Huilca, y con un acuerdo para que en otro extremo de la plaza se coloque un busto de un histórico líder sindical aprista, Luis Negreiros Vega, asesinado en 1950 por la dictadura de Manuel Odría precisamente en ese sitio.

Hoy durante la develación estuvo presente el aprista Carlos Roca en representación del partido de la estrella.