Susana Villarán sobre su alta desaprobación: "No me quita el sueño"

La alcaldesa de Lima dijo que cuando se trabaja de manera transparente y sin corrupción las obras se demoran un poco más “pero es más seguro”

La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, afirmó que su baja aprobación no le quita el sueño y aseguró que se encuentra trabajando de manera transparente e ininterrumpida a favor de la capital.

“A mí no me quita el sueño. Yo trabajo muchísimo por el bien de Lima. A veces, es cierto, el trabajo que se hace transparente, sin corrupción, que no se hacen arreglos bajo la mesa, demora un poquito más pero es más seguro. Esas cifras que a ustedes le preocupan tanto a mí no me quitan el sueño porque si fuera así no podría trabajar y a mí Lima me ha elegido para eso”, dijo a la prensa.

Sobre el informe presentado por el Partido Popular Cristiano con respecto a los 100 días de su labor municipal, el cual calificó de “falto de liderazgo, efectista e improvisado”, Villarán afirmó que esto no es cierto y que faltaba a la realidad.

“Es lógico que las bancadas de oposición puedan ser críticas. La fiscalización de la oposición en una democracia es muy buena. Lo que no saludo son las faltas a la realidad. No es cierto que no se haya hecho nada, se ha hecho muchísimo en una nueva manera de gobernar”.

De igual manera, indicó que el informe que presentó sobre la anterior gestión municipal no tenía como fin perjudicar al ex alcalde Luis Castañeda Lossio.

“Yo no presenté ningún informe sobre Castañeda, sino de cómo encontré Lima tal como me comprometí con mis electores. Yo asumo mis compromisos y los cumplo”.

LIMA ESTARÁ LIBRE DE TRANSGÉNICOS
Sobre el debate acerca del ingreso de los transgénicos a nuestro país, la alcaldesa fue enfática al afirmar que no apoyará dicha decisión.

“Mi posición y la del teniente alcalde, Eduardo Zegarra y la de la mayoría de nuestra bancada es el no al ingreso de organismos genéticamente modificados, porque impiden que en nuestro país podamos disfrutar de las ventajas que nos dio nuestra naturaleza y de su megabiodiversidad. Nuestra agricultura orgánica que es fuente de nuestra gastronomía estaría severamente afectada si ingresan estos organismos”.