Teniente gobernador de Puente Piedra fue torturado y asesinado tras salir de reunión del partido aprista

Por la brutal manera en la que fue ultimado, la familia del dirigente aprista Jesús Quispe Rivas (50) especula que se trató de una venganza de caracter político, pues había recibido varias amenazas por teléfono

Un dirigente del Partido Aprista, que estaba a punto de asumir el cargo de teniente gobernador en Puente Piedra, fue torturado y asesinado el pasado jueves, luego de asistir a una reunión de esta agrupación política que realizada en el distrito de Los Olivos.

El cadáver de Jesús Quispe Rivas (50) fue hallado en el asentamiento humano San José de Ventanilla, la madrugada del viernes 31, y enterrado ayer en el cementerio Baquíjano y Carrillo del Callao, tras permanecer en evaluación dentro del Instituto Forense de la provincia constitucional.

La necropsia de ley arrojó que Jesús Quispe falleció víctima de una pancreatitis hemorrágica, ocasionada por la brutal golpiza que recibió, a juicio de Félix Quispe, hermano de la víctima, debido a una “venganza de carácter político”.

“Estuvo en un grupo anticorrupción de la zona de Puente Piedra y ahí lo estuvieron amenazando por teléfono. El día de su muerte lo llevaron a una reunión política, pero no sabemos por qué. (…) Le han cortado los testículos, han hecho escarnio de él”, dijo.

En tanto, totalmente compungido, el hijo de Quispe detalló que en la última cita de partidaria a la que asistió su padre, también estaba el director ejecutivo de Foncodes, Carlos Arana.

“Lo invitaron, lo vinieron a recoger y de ahí no sabemos nada de él. Él juramentaba el día domingo y no lo dejaron”, señaló.

Los agentes policiales que quedaron a cargo de las investigaciones del caso han citado a los ‘compañeros’ con los Jesús Quispe estuvo en la reunión del partido de la estrella.