Textos universitarios y exámenes de admisión también serán impresos en sistema Braille

Un acuerdo establece que todas las universidades adscritas a la ANR deberán imprimir los exámenes de admisión, libros y textos educativos de diferentes materias

Son muchas las dificultades que tiene una persona invidente para poder continuar sus estudios superiores. Si trasladarse hasta un centro educativo en una ciudad tan caótica como Lima es ya todo un reto, estudiar sin libros con un método de lectura adecuada a sus necesidades, es casi imposible.

Gracias al convenio de cooperación interinstitucional suscrito entre el Congreso de la República y la Asamblea Nacional de Rectores (ANR), libros y textos de educación superior de diferentes materias serán impresos en el sistema Braille, con la finalidad de contribuir a la formación universitaria de las personas con discapacidad visual.

El acuerdo establece que todas las universidades adscritas a la ANR deberán cumplir con lo establecido e imprimir los exámenes de admisión, libros y textos educativos de diferentes materias en el mencionado sistema.

“Lo que se quiere lograr a través de este convenio es incentivar a las universidades públicas y privadas que faciliten la accesibilidad a la educación de las más de 700 mil personas con discapacidad visual que existen en nuestro país”, expresó el segundo vicepresidente del Congreso, Michael Urtecho Medina, quien firmó el convenio en representación del Parlamento.

CONGRESO IMPRIMIRÁ EN BRAILLE
El legislador informó que en virtud al acuerdo suscrito, el Congreso pondrá a disposición de las universidades del país, su imprenta Braille del Parlamento, para la impresión de los mencionados documentos, los cuales serán canalizados por la ANR y la Comisión Especial de Discapacidad del Legislativo.

También informó que el Legislativo adquirirá este año otra imprenta con el mencionado sistema mucho más moderna de la que actualmente posee.

Lamentablemente en el Perú, dijo, sólo existen siete u ocho máquinas de imprenta en el sistema Braille lo que hace que sea mucho más complicada la situación para las personas con discapacidad visual.

Por su parte, Iván Rodríguez Chávez, quien como presidente de la ANR firmó el convenio, indicó que la entidad que preside ha asumido el compromiso y la oportunidad de contribuir a una mejor formación profesional de las personas con discapacidad visual.

“No tener publicaciones en Braille hace que las personas invidentes necesiten de otras personas que les lean y les transmita oralmente las lecturas, lo que dificulta la formación y los pone en desventaja”, subrayó el titular de la ANR, y por esas razones, destacó la iniciativa del Parlamento de promover y suscribir el acuerdo.