Thiago, el hijo del campeón del mundo Mazinho, brilla con el Barcelona

El volante de 18 años marcó su primer gol en la Primera División en la goleada 4-0 contra el Racing de Santander y sigue los pasos de su padre

En el Mundial de Estados Unidos 94, cuando Bebeto hizo la famosa celebración arrullando a un niño imaginario en honor a su recién nacido Matheus, Mazinho lo acompañó pensando en su propio hijo. Entonces, su pequeño Thiago tenía 3 años y todavía no mostraba indicios de que brillaría precozmente en el Barcelona.

El sábado, con 18 años, Thiago Alcántara marcó su primer gol en la Primera División española con el cuadro catalán en la goleada 4-0 sobre el Racing de Santander y lo celebró tanto que el entrenador Pep Guardiola le llamó la atención.

Ahora, que se hace más conocido, tiene que lidiar con las comparaciones pero sabe lo que fue su padre. “Mi padre tenía su nombre y yo voy a intentar crearme el mío. Nunca tuve ídolos futbolísticos, mi padre fue siempre mi referente tanto dentro como fuera del campo”, dijo al diario español Mundo Deportivo.

Pese a su sangre brasileña Thiago Alcántara (adoptó el apellido de su madre, una ex jugadora de vóley) es un futbolista casi formado en España. Nació en Italia cuando su padre jugaba en el Lecce; luego, en Brasil, integró las categorías infantiles del Flamengo y regresó a España cuando Mazinho jugaba en el Valencia y el Celta.

En las categorías menores ha sido seleccionado español desde la Sub 16 y se coronó campeón de Europa Sub 17 el 2008 con La Roja. El año pasado debutó con el primer equipo del Barcelona en mayo en un partido contra el Mallorca y el del sábado recién fue su tercer encuentro en la Liga española. El nombre de Thiago apenas si suena.