Ancianos acusados de asesinato quedaron en libertad

Julio Cortez Méndez (75) salió esta tarde del penal de Lurigancho. Ruth Bravo Pérez (73) abandonó Santa Mónica al mediodía

Julio Cortez Méndez (75) dejó esta tarde el penal de Lurigancho, tras permanecer en dicho centro de reclusión tres semanas por ser acusado, junto a su esposa, de asesinar a golpes al vigilante Rufino Flores Huamán (57) en el Rímac.

Tras abandonar la prisión, el anciano reiteró su inocencia y pidió que se archive el caso en que se encuentra implicado.

Sobre su permanencia en dicho penal, señaló que “fue un momento para aprender o valorar las cosas, porque he encontrado a personas muy buenas, que me han demostrado su apoyo y amor”. Asimismo agradeció al personal del INPE que lo apoyó.

Cortez fue recibido por su hijo Abraham y su abogada Carolina Miranda en los exteriores de la cárcel. Además, en una playa de estacionamiento cercana lo esperaba su esposa, Ruth Bravo Pérez (73), quien dejó el penal de Santa Mónica al mediodía. A esa hora, la anciana, con lágrimas en el rostro, dijo que se había hecho justicia.

Sus salidas fueron efectivas luego de que la jueza del Cuarto Juzgado Penal de Lima, Janet Lastra, otorgue variar la detención de la pareja por comparecencia restringida.

Sin embargo, para que su liberación se concrete, pidieron una fianza de 2.000 soles (mil por cada uno), la cual fue difícil de conseguir porque solo Ruth Bravo es pensionista. Por ello, su hijo, Abraham Cortez, dejó su vehículo como caución para que ellos puedan quedar en libertad.

REITERAN INOCENCIA DE LOS ANCIANOS
La abogada de la pareja Cortez-Bravo, Carolina Miranda, explicó que las pruebas que presentaron desbarataron la denuncia de asesinato en contra de los ancianos.

El acuerdo pericial de la necropsia arrojó que Flores Huamán no presenta fracturas, traumas o lesiones, y solo se le encontró alcohol y sustancias tóxicas que ingirió. Como se recuerda, un testigo aseguró ver a ambos golpeando con un palo de escoba al vigilante Flores Huamán hasta que le causaron la muerte.

PEDIRÁN ARCHIVAMIENTO DEL CASO
En diálogo con elcomercio.pe, el hijo de los ancianos indicó que solicitarán al Poder Judicial el archivamiento del caso, porque las pericias realizadas por el Instituto de Medina Legal demuestran que Flores Huamán no sufrió golpes en la cabeza ni fracturas en la espalda.

En ese sentido, sostuvo que el testimonio de Juan Carlos Chumpitaz, quien aseguró haber visto a los esposos Cortez agredir al occiso, pierde validez.
Además, Abraham Cortez Bravo anunció que si el PJ no toma medidas contra Chumpitaz, su familia lo denunciará por difamación.

Para concluir, señaló que la salud de su madre se ha deteriorado y que en los próximos días pasará por una serie de exámenes médicos.