El uruguayo Fernando Muslera no está loco pero habla con los 'palos'

El arquero charrúa se convirtió en uno de los héroes de la clasificación de su selección a la semifinal al tapar dos penales a Ghana

La selección de Uruguay que sorprendió al meterse en semifinales de Sudáfrica 201 tiene cimientos sólidos: Fernando Muslera, el arquero que habla con los palos, sus “amigos”, y que con apenas ocho meses como titular ya se ha encargado de dejar su marca en la portería de los “celestes”.

“¿Al travesaño? Le agradecía nomás, le decía ‘sos un grande’”, contó Muslera tras la épica noche de los penales en que su selección dejó atrás a Ghana y sacó boleto para medirse a Holanda por un lugar en la final del Mundial.

El larguero le había “prestado” una mano al arquero de la Lazio en el minuto 120 del choque en el Soccer City, cuando la prórroga expiraba y Asamoah Gyan tuvo la oportunidad de hacer historia para África desde los 12 pasos. Pero el goleador ghanés le pegó demasiado abajo y el balón impactó en el travesaño de un Muslera, que al igual que el resto de su equipo volvió a respirar.

“Tenía ganas de besarlo, abrazarlo, porque desde ese momento cambiaron muchas cosas y en la tanda de penales hicimos mejor las cosas”, agregó el portero de 24 años, a quien se vio saltar y tocar con su mano el travesaño una vez que Gyan falló su remate.

HÉROE CHARRÚA
‘El Nene’ como lo llaman por su cara de rasgos infantiles fue uno de los tres héroes uruguayos en la noche de Johannesburgo: primero estuvo Luis Suárez, quien se vistió de “Muslera” y en la línea evitó con sus manos el agónico gol que hubiera sentenciado la historia, y luego Sebastián Abreu, el ‘Loco’ que se animó a picar la pelota en el último remate de la definición por penales.

Entre un momento y otro se erigió la figura de Muslera para detener dos tiros desde los 11 metros a John Mensah y a Dominic Adiyiah y encarrilar una victoria por 4-2 que dio a Uruguay el boleto a semis de un Mundial por primera vez desde México 70.

FORLÁN, LOCO INTERNET
Muslera reconoció unos días antes que su compañero Diego Forlán le había estado mostrando en la web unos videos sobre la forma en que los ghaneses ejecutaban penales. “¿Si me ayudó? Aparte de eso, yo me tengo fe, siempre lo dije, ya me ha pasado en dos definiciones con Lazio; me deja muy contento atajar dos porque facilita luego a los grandes pateadores que tiene Uruguay para que hagan su trabajo”.

‘El Nene’ señala que su “fórmula” para atajar penales lleva siete contenciones en el fútbol italiano y numerosas a lo largo de su carrera en el Montevideo Wanderers y el Nacional es la intuición, la misma que le sirve para adelantarse a menudo un par de segundos a lo que finalmente harán los delanteros rivales para frustrarlos desde debajo de los tres palos o saliendo a cortar.

NUEVO RÉCORD
Muslera, quien tiene como modelo al español Iker Casillas, estableció un nuevo récord invicto en el arco de Uruguay en un Mundial al sumar 337 minutos sin recibir goles en Sudáfrica 2010, una racha a la que puso fin de cabeza el surcoreano Lee Chung Yong.

“Nos ha tocado la suerte de estar bien parados atrás y recibir pocos goles por el buen trabajo de la defensa”, afirma con modestia el arquero que se dio el gusto de despojar del récord mundialista al legendario Ladislao Mazurkiewicz, quien precisamente en México 1970 había sumado 269 minutos sin tener que buscar el balón en su arco.

LE DAN CONFIANZA
La presencia de Muslera en el arco “celeste” se ha demostrado como un gran acierto del entrenador Óscar Tabárez, ya que con él como titular Uruguay sólo ha perdido un partido desde noviembre de 2009, cuando “el Maestro” lo hizo debutar en las eliminatorias en Quito ante Ecuador, en un partido que finalizó 2-1 a favor de Uruguay.

Muslera es un muchacho al que le gustan los desafíos. Así como le quitó el puesto al más experimentado Juan Castillo, también lo hizo con el argentino Juan Pablo Carrizo en la Lazio. Y ahora tiene un sueño, que es llegar a la final del Mundial.

“Vamos a luchar a muerte para lograr el objetivo”, dice.