Vandalismo y falta de diálogo bloquean solución en el Cusco

Manifestantes se enfrentaron con la policía e intentaron tomar el aeródromo de Kiteni. Ingresaron a estación de bombeo de gas, incendiaron instalaciones y destruyeron equipos

Vandalismo y falta de diálogo bloquean solución en el Cusco

Por: Roxabel Ramón / Corresponsal

Los esfuerzos por iniciar el diálogo en la provincia de La Convención, que hoy cumple el décimo día de un paro indefinido contra la exportación del gas de Camisea, han sido infructuosos. Anoche, los miembros del comité central del Frente de Lucha de La Convención y un equipo de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) no llegaron a ponerse de acuerdo en torno a las condiciones más idóneas para empezar a conversar.

“La propuesta era que el primer ministro [Javier Velásquez Quesquén] y otros tres ministros vendrían a conversar mañana [hoy] si se levantaba el paro, pero no han aceptado”, dijo Ronald Ibarra, responsable del equipo de la PCM.

“La gente tiene la mala experiencia del paro anterior, cuando levantamos la medida y Velásquez Quesquén nos timó”, argumenta el asesor legal del comité central de lucha, Ricardo Caballero Ávila, en referencia a la frustrada reunión del mes de junio, a causa de un retraso en el vuelo del primer ministro.

CRECE LA VIOLENCIA
Mientras tanto, la violencia crece en el interior de La Convención, principalmente en el distrito de Kiteni, donde ayer se registró un enfrentamiento entre la policía y 400 manifestantes que invadieron el helipuerto de la empresa Transportadora de Gas del Perú (TGP). Algunos de los pobladores portaban bombas molotov, además de palos y piedras.

Agentes de la Dirección Nacional de Operaciones Especiales (Dinoes) lograron dispersarlos con tiros al aire y bombas lacrimógenas lanzadas desde helicópteros. Doce pobladores resultaron heridos, entre ellos un menor de edad, al que los manifestantes daban por fallecido. Al cierre de esta edición, se confirmó que era atendido en la posta de salud de Kiteni.

Por la tarde, también en Kiteni, los manifestantes destrozaron dos antenas de telecomunicaciones de TGP e intentaron incendiar las instalaciones de la empresa. Un día antes, dos trabajadores de seguridad fueron secuestrados por unas horas en el campamento del km 128 del gasoducto de Camisea.

Anoche, pobladores de Quillabamba, capital de La Convención, partieron en camiones hacia Kiteni. El viaje se hace en seis horas por una trocha carrozable llena de piquetes de manifestantes que atacan con piedras a cualquier vehículo “no autorizado”. En tanto, el bloqueo de la vía que une Cusco y Quillabamba es parcial y por horas.

ACUSA A AUTORIDADES
El gobernador de La Convención, Óscar Rodríguez, respaldó ayer la denuncia hecha por el ministro Velásquez Quesquén acerca de la utilización de recursos del Estado para promover el paro cusqueño. Por ello, dijo, ha denunciado ante el Ministerio Público al alcalde provincial, Marco Chalco.

“Las autoridades de la municipalidad alquilaron hace unos días camiones de la empresa San Diego para trasladar a los manifestantes”, reveló el gobernador, quien dijo que estas acciones se repiten en los municipios distritales de Quellouno, Santa Teresa, Maranura, Huayopata y Vilcabamba.

Elio Pro, alcalde de Echarate —el distrito más rico del país gracias al canon gasífero—, llegó a Quillabamba encabezando una turba de 1.500 manifestantes que se desplazaron en al menos cinco camiones. “El camión en el que vine, obligado por la población, pertenece a la localidad de Palma Real. El resto es de propiedad privada”, dijo en su defensa dicho burgomaestre.

Un grupo de fiscales especiales, procedentes de Lima, indagará sobre esta denuncia en al menos 10 municipios.

LA FRASE
“Hay tres posturas distintas entre los dirigentes del paro. Esperamos que ellos evalúen mejor su decisión final”.
RONALD IBARRA. REPRESENTANTE DE LA PCM

LA CIFRA
600
Agentes del orden —500 son policías y 100 soldados— custodian las zonas más críticas de la provincia de La Convención.