Varias discotecas apelan a trampas para funcionar sin debida seguridad

Dueños de los centros de diversión modifican locales sin avisar y usan acciones de amparo para abrir

*Por: Alberto Villar / Paula Pino* El incendio el pasado lunes de dos discotecas ubicadas en la congestionada avenida La Marina, en Pueblo Libre, ha encendido nuevamente la alarma de la ciudadanía. ¿Qué tan seguros son los locales donde la gente se divierte cada fin de semana? Hace poco menos de un mes, el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) realizó inspecciones en 223 locales (discotecas, peñas, pubs, salones de baile y de karaoke) de Lima y Callao y determinó que 168 estaban aptos en materia de seguridad, mientras que 23 (10,3% del total) presentaban un riesgo alto para sus clientes. Aunque los locales incendiados en Pueblo Libre contaban con certificados de seguridad de Indeci, queda claro que existen algunas irregularidades que los establecimientos esconden al abrir sus puertas al público. Esto fue lo que constató la Municipalidad de Pueblo Libre al día siguiente del incendio cuando realizó, junto con personal de Defensa Civil, una inspección en los centros nocturnos ubicados en la avenida La Marina. Así, por ejemplo, en Hot Discotec, uno de los diez comercios de este tipo del distrito, se hallaron diversas fallas de seguridad. Esteban Jiménez, inspector de Indeci, dijo que la evaluación identificó la ausencia de cableado a tierra y la presencia de alfombras que no están recubiertas con material retardante (el cual impide que el fuego se expanda con rapidez), malas conexiones eléctricas, extintores caducos, etc. “Lo que ocurre es que en estos lugares se suelen hacer modificaciones luego de nuestra inspección y no nos avisan. El riesgo, así, se incrementa”, explicó. Similar punto de vista tiene James Atkins, jefe regional de Indeci, quien señaló que las municipalidades desempeñan un papel clave en controlar esos cambios posteriores. “Para eso están, para vigilar que todo siga bien”. Explicó que en las inspecciones se pone énfasis en los aspectos de ingeniería civil, arquitectura, electricidad, lucha contra incendios y seguridad. *INSPECCIONES MUNICIPALES* Durante el año pasado, no fueron pocas las municipalidades que emprendieron la lucha contra la inseguridad en las discotecas. En Jesús María, por ejemplo, se clausuraron 44 locales por no contar con medidas apropiadas y otros cinco fueron cerrados por no tener el certificado de Indeci. Asimismo, en Barranco se realizan inspecciones cada fin de semana. “Queremos que los dueños de los locales sepan que deben de proteger a su público, que está compuesto en su mayoría por jóvenes”, afirmó Gastón Herrera, jefe de la oficina de Defensa Civil de esta comuna. No obstante, uno de los mayores problemas que atraviesan las municipalidades (encargadas de dar la autorización de funcionamiento para los locales) son las acciones de amparo, que impiden, entre otras medidas, que un local sea clausurado. Esta situación ocurre con frecuencia en Comas, uno de los distritos con más discotecas de la ciudad. Fuentes del concejo distrital indicaron que, producto de resoluciones judiciales, durante el 2008 más de una decena de centros nocturnos han reabierto pese a que contaban con serios problemas de seguridad, entre ellos, falta de salidas de emergencia y mayor aforo del permitido por la comuna. La mayoría de estos locales se ubica en la zona conocida como el bulevar Retablo. *EN LAS PLAYAS DEL SUR* Desde fines del año pasado, las municipalidades de los balnearios del sur han redoblado la fiscalización en estos locales, ubicados por lo general cerca de la Panamericana Sur. En Asia, las siete discotecas que cuentan con autorización municipal presentan un riesgo moderado, indicó José Huapaya, secretario técnico de Defensa Civil de ese distrito. “Los locales han sido ya notificados y deben solucionar los problemas”, dijo, tras precisar que las principales fallas se refieren a la falta de señales y luces de emergencia. En contrapartida, estos locales tienen áreas al aire libre y usan material poco inflamable y que no transmite electricidad. En tanto, en San Bartolo, las cuatro discotecas del balneario tienen certificados aprobados por el Indeci. “Estos locales son instalados al aire libre, es decir, no tienen techo y la vigilancia es intensa”, puntualizó el alcalde distrital, Jorge Barthelmess. En Punta Negra la discoteca Black Point cuenta con licencia municipal, pero todavía le falta el certificado de seguridad; mientras que el local Video Pub carece de ambos. El caso más preocupante es el de Punta Hermosa, donde se han cerrado 8 de las 11 discotecas por problemas de seguridad. Entre ellas se encuentran Cabash Disco, El Dragón, El Grill y Aqua. Guillermo Fernández, alcalde de Punta Hermosa, sostuvo que varios de estos negocios han abierto dándole la espalda a la ley. “Nos falta personal para resguardar estos lugares”, manifestó, tras asegurar que tampoco se respeta el aforo permitido.

Tags relacionados

Playas

Discotecas

Punta Hermosa

Asia