Vecinos de Magdalena piden paralizar otra obra que excede la altura permitida

La comuna autorizó levantar edificio de 7 pisos en zona con límite de 4. La misma constructora hizo uno de 12 pisos donde solo se permite 6

Vecinos de Magdalena piden paralizar otra obra que excede la altura permitida

IVÁN ÁLVAREZ ARREDONDO

La construcción de un edificio en la primera cuadra del jirón Rokovich, en Magdalena, ha despertado el rechazo de un grupo de vecinos debido a que la obra, que cuenta con una autorización del municipio, sobrepasa la altura máxima para construir en esa zona.

Según denunció Ernesto Corbella, representante de los vecinos, la Municipalidad de Magdalena entregó el 5 de marzo de este año una licencia de construcción a Wallong Perú S.A.C., de propiedad de la empresa Icasa S.A.C., para edificar un inmueble multifamiliar de siete pisos. Sin embargo, en esta apacible zona solo se puede construir hasta cuatro pisos.

“De acuerdo a los parámetros urbanísticos y edificatorios del propio municipio de Magdalena y al plano de zonificación de Lima Metropolitana, el jirón Rokovich es una zona residencial de baja densidad. A pesar de esto, el señor Francis Allison le da a esta empresa un permiso para construir siete pisos. Es inaudito”, refirió incómodo Corbella a El Comercio.

El último fin de semana, este Diario informó que la empresa Icasa S.A.C. también construyó en Magdalena, entre los jirones Cossío y Soto Valle, otro edificio de doce pisos en un área donde se admiten seis como máximo.

Javier Peraud, otro residente del jirón Rokovich, dijo que resulta “sospechoso” que el municipio de Magdalena otorgue a esta empresa permisos para edificar inmuebles que superan las alturas permitidas. “Hay otros proyectos inmobiliarios en Magdalena que se hacen respetando las alturas, pero es extraño que con Icasa no pase lo mismo y que encima tenga el aval de la municipalidad”, refirió.

“No viola ninguna norma”
Al respecto, el gerente municipal de Magdalena, Jorge Román, explicó que la licencia otorgada a Icasa para el proyecto de siete pisos cumple con las normas vigentes.

“Emitimos el permiso luego de recibir un expediente de la comisión técnica calificadora de proyectos. En ese documento no hubo ninguna irregularidad”, apuntó el funcionario.

Román comentó, además, que hace unas semanas iniciaron una investigación para revisar las quejas de los vecinos planteadas en cartas que solicitan la paralización del referido proyecto de Icasa. “El área legal ya casi culmina su informe. Pero la principal conclusión a la que se llega es que el permiso dado no viola ninguna norma de edificación”, manifestó.

Consultada por el caso, la Gerencia de Desarrollo Urbano de la Municipalidad de Lima informó que la procuraduría de la comuna metropolitana va a iniciar una investigación para revisar la entrega de licencia a Icasa.

Una fuente de la comuna agregó: “se va a pedir toda la información a Magdalena y si se detecta que se ha vulnerado la Ordenanza 1275 de Lima, se puede anular el permiso y ordenar la paralización o demolición del edificio”.

En opinión del abogado Julio César Castiglioni, para que los municipios distritales no emitan permisos de construcción que contravengan las normas metropolitanas de zonificación, el municipio de Lima debe fiscalizar de forma más activa. “Si no se supervisa a tiempo, el caos va a campear en todos los distritos”, concluyó.

EL ‘BOOM’ DE LOS PERMISOS
ENTREGA RÁPIDA
Entre el 2012 y en lo que va del 2013, el Concejo de Magdalena ha otorgado unos 79 permisos de construcción para el desarrollo de diversos proyectos inmobiliarios.

POR LA INVERSIÓN
La Municipalidad de Magdalena sostiene que “por disposición del alcalde Francis Allison” la entrega de licencias se hace para promover el avance de la inversión privada en el distrito.

PROBLEMA RECURRENTE
En el distrito de Magdalena, las quejas más recurrentes por proyectos inmobiliarios son las denuncias por daños ocasionados a viviendas colindantes a las obras.

LOS DOCUMENTOS DEL MUNICIPIO
La Municipalidad de Magdalena dio en marzo una licencia para construir un inmueble de siete pisos. No obstante, un certificado de parámetros urbanísticos emitido por la misma comuna dice que el proyecto solo puede tener como máximo cuatro pisos, como se ve en la parte sombreada.