Video: los goles del Brasil vs. Corea del Norte y de Eslovaquia ante Nueva Zelanda

La jornada mundialista del martes no fue pródiga en goles. En el empate 0-0 entre Portugal y Costa de Marfil Cristiano Ronaldo y Dogba no mostraron su mejor fútbol

Johannesburgo (EFE).- Brasil, cinco veces campeón del mundo, necesitó casi una hora para romper la coraza de la enigmática Corea del Norte mediante un derechazo de Maicon que abrió las puertas a la ansiada victoria del debut, aunque los asiáticos le dejaron un regusto amargo con el postrero gol de Yun Nam Ji (2-1).

En un choque inédito en categoría absoluta, Brasil prolongó su tradición vencedora en sus arranques mundialistas que sólo tuvo un borrón, cuando en 1934 perdió frente a España por 3-1.

En un gélido Ellis Park de Johannesburgo, Jong Tae-Se lloraba a lágrima viva durante la interpretación del himno nacional norcoreano. No era para menos, después de 44 años sin que el país más aislacionista del mundo participara en un Mundial.

Para no haber estado en la Copa del Mundo desde 1966, a Corea del Norte no se le dio mal el primer contacto. Ni las bicicletas de Robinho por la izquierda ni las arrancadas de Maicon por la derecha rompieron la disciplina defensiva norcoreana en la primera parte.

Pero en el minuto 55, Maicon penetró casi hasta la línea de fondo y cuando el meta Myong Guk se alejó del marco para tapar el previsible centro, soltó un derechazo que fue directo adentro.

Elano, en el 72, remachó un pase en diagonal de Robinho con un disparo raso y cruzado para aumentar la cuenta, pero en el 89 Yun Nam Ji se metió hasta el área chica y marcó el gol del orgullo.

NO HUBO SHOW PARA CRISTIANO RONALDO Y DROGBA
En Puerto Elizabeth, Cristiano Ronaldo, una de las grandes estrellas del Mundial, irrumpió en escena en el minuto 11 con un cañonazo al poste frente a un equipo, Costa de Marfil, con el que Portugal jamás se había enfrentado.

El equipo de Caros Queiroz, que llevaba quince partidos invicto (11 victorias y 4 empates), tampoco perdió, pero el prometedor comienzo no tuvo continuidad y el encuentro acabó sin goles.

Diez días después de su operación quirúrgica, Didier Drogba entró en el campo en el minuto 66 con el brazo derecho protegido por una férula, pero el delantero del Chelsea tampoco fue capaz de romper el equilibrio, aunque dio un buen susto a los portugueses, cumplido el tiempo reglamentario, en una penetración por la izquierda que no encontró rematador.

Carlos Queiroz, seleccionador luso, no entiende que la FIFA prohíba jugar con una cinta en el pelo y permita, en cambio, hacerlo con un protector en un brazo.

El quinto día del Mundial africano estaba reservado a choques inéditos. Los tres partidos de la jornada carecían de precedentes en la Copa del Mundo.

DISCRETO CHOQUE ENTRE ESLOVAQUIA Y NUEVA ZELANDA
Eslovaquia, el único de los 32 equipos presentes en Sudáfrica que jamás había participado en un Mundial, debutó en Rustenburgo con un empate (1-1) ante Nueva Zelanda, en teoría y en la práctica una perita en dulce incluso para un novato.

Robert Vittek ya tiene un sitio en la historia del fútbol eslovaco. En el minuto 50 ajustó un cabezazo a la base del poste, a centro de Stanislav Sestak desde la derecha, y se convirtió en el autor del primer gol eslovaco en un Mundial.

Eslovaquia degustaba ya su primer triunfo cuando Reid, en el tiempo añadido (93), marcó un gol casi idéntico al de Vittek. Segundos después el partido concluía con 1-1 (primer punto de la historia para ambos). Es el mismo resultado del Italia-Paraguay, por lo que la igualdad en el grupo F es completa.

El Comité Organizador ha tenido que encomendar a la Policía la seguridad en los estadios de Ciudad del Cabo y de Durban donde España debuta mañana contra Suiza debido a la huelga que mantienen los empleados de la empresa adjudicataria de este servicio.

Los huelguistas exigen a la FIFA que garantice el pago de sus salarios, pero la organización presidida por Joseph Blatter echa balones fuera. Para la FIFA es un problema del Gobierno, de la Policía y de la empresa contratada.