Villarán reveló que el enarenado de La Herradura fue un deseo suyo

La alcaldesa de Lima señaló que ella quiso que se dote de arena a la playa y aseguró que no se arrepiente

“Fue un deseo de la alcaldesa de Lima” que se coloque arena sobre las piedras de la playa La Herradura, aseguró esta mañana Susana Villarán, quien dijo haber pensado que con esa iniciativa, los bañistas iban a disfrutar mejor su estadía en ese espacio costero.

“Yo quise. Y si de algo me tengo que confesar es que yo quise que hubiese también niños jugando con baldecitos de agua y haciendo castillos de arena en la playa”, manifestó,

Tras aclarar que ella misma dijo la noche de la inauguración del nuevo malecón que un maretazo se había llevado parte de la arena, lamentó que el tema se haya politizado demasiado.

“No me arrepiento, porque no voy a retroceder con la Marina y con los expertos que están haciendo los estudios encargados previamente para que La Herradura recupere su arena completamente”, añadió para luego respaldar a sus funcionarios y sus capacidades, descartando así separarlos.

NIEGA DESVÍO DE FONDOS DEL PNUD
De otro lado, se refirió a una nueva denuncia hecha por el obispo emérito de Chimbote, monseñor Luis Bambarén, quien aseveró que la Beneficencia Pública de Lima desvía los fondos que le entrega el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y que deberían ser destinados al Puericultorio Pérez Araníbar.

La burgomaestre dijo creer que Bambarén recibe “información equivocada” y lamentó que este haya dicho también erróneamente que se vaya a vender el Puericultorio o que se sacará a los niños.

“Ni un sol de los 12 mil que paga el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo se va fuera a otras actividades de la Beneficencia. Todo queda en el puericultorio”, sentenció.