Las vuvuzelas nos invaden: los limeños opinan sobre su peculiar sonido

Las famosas trompetas del Mundial Sudáfrica 2010 llegaron al Perú para convertirse en “vuvucholas”. Elcomercio.pe pudo comprobar que su venta va en aumento

Arturo tiene un puesto en una galería cercana al Mercado Central, en el centro de Lima. Vio un reportaje en la televisión sobre las famosas y controvertidas vuvuzelas en Sudáfrica y se animó a hacer una versión propia, un producto nacional.

Al inicio no lograba las ventas que deseaba, pero luego, el negocio empezó a caminar, pues en un día y medio logró que las trompetas se agoten, según contó a elcomercio.pe.

“Acá la gente lo lleva, a la gente peruana le gusta la bulla, el sonido, la alegría, festejos, todo”, comentó Arturo, quien dijo haber elaborado 5 mil vuvuzelas con un costo unitario de 10 soles.

Arturo consideró además que el sonido irradiará alegría en reuniones y fiestas. “Esto va a sustituir a las chicharras nacionales, a los pitos y a las matracas que no tienen sonido”, añadió.

Elcomercio.pe recogió también las impresiones de algunos transeúntes que incluso se animaron a tocar la vuvuzela. Para unos, el sonido es parte del Mundial Sudáfrica 2010, para otros, es fastidioso.