Los esfuerzos de Sudáfrica para dejar de ser insegura: más de 3 mil personas cuidan cada partido del Mundial

Un hincha inglés se metió al vestuario de su selección hace unos días y, desde entonces, las medidas de seguridad se han redoblado para evitar incidentes

Por David Hidalgo Jiménez
Enviado especial

La seguridad en los estadios mundialistas es efectiva, colorida y multitudinaria. Por orden de FIFA, las medidas de seguridad se han vuelto más estrictas, debido al incidente del 18 de junio en el que un hincha inglés ingresó al vestuario de la selección de su país tras el empate 0-0 contra Argelia por el Grupo C en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo.

Desde el primer ingreso, los periodistas pasamos hasta cinco controles con el ticket en mano y cientos de voluntarios de casaca verde se encargan de observar que cada persona se ubique en su respectivo asiento.

Luego de que la policía asumiera el control de los escenarios deportivos, tras la huelga pacífica que desplegaron hace ocho días —en Johannesburgo, Durban, Ciudad del Cabo y Port Elizabeth— los guardias de seguridad de una empresa privada exigiendo mejoras salariales, ya se respira un ambiente de calma.

SEGURIDAD AL MÁXIMO
Alemania y Ghana jugarán hoy en el estadio Soccer City, y elcomercio.pe pudo conocer a través de un alto mando policial que unos 3 mil hombres resguardarán el recinto deportivo. “Ya está todo controlado y no hay de qué preocuparse. Somos unas tres mil personas custodiando todos los accesos, y así se está dando en todos los estadios”, afirmó el oficial.

Aún no hay una confirmación de FIFA, pero se dice que esta cifra se podría incrementar a partir de los cuartos de final. En un recorrido por el Soccer City, se pudo observar a la policía desarrollando su plan de control hasta seis horas antes del inicio del cotejo.

Unos mil hombres y mujeres de vistosas casacas color naranja, y otros 500 de traje azulino con una franja amarilla en el pecho, son los voluntarios que ha convocado la policía, cuyos agentes totalizan unos mil quinientos por encuentro. En total, son unas tres mil personas las encargadas de resguardar los alrededores de los estadios, las puertas de ingreso a los escenarios deportivos y el interior de los recintos. Además de un helicóptero que sobrevuela la ciudad sede.