Sugieren contacto controlado para mashco piros y matsigenkas

Ministerio de Cultura aprobará plan para evitar más enfrentamientos entre etnias asentadas en el río Alto Madre de Dios

(Difusión)

El Ministerio de Cultura aprobará en los próximos días un plan para aproximar a las etnias mashco piro y matsigenka que habitan en el río Alto Madre de Dios, en la región del mismo nombre. Ello debido a que ambas han tenido enfrentamientos este año, debido a las incursiones de la primera en los campos y viviendas de la segunda para llevarse comida y ropa.

Patricia Balbuena, viceministra de Interculturalidad, informó que, aunque la política del Estado es respetar el aislamiento de los pueblos nativos no contactados (en este caso, los mashco piro), se deberá hacer una excepción pues la situación de Shipetiari es de gran tensión desde marzo. Entonces el comunero Leonardo Pérez murió de un flechazo tras toparse con mashco piros. 

Por seguridad, el plan incluirá a la comunidad de Diamante, ubicada a escasos kilómetros.

“En el 2014 hubo 70 avistamientos de mashco piros en las playas del río. Este año hubo cinco, pero todas con incursiones. Lo más probable es que haya más”, agregó Balbuena.

DIÁLOGO, SALUD Y VIGILANCIA

El Comercio visitó Shipetiari en junio pasado y corroboró el malestar de la población por la indefensión que sentían ante los mashco piro. 

“No podemos defendernos. Si les hiciéramos algo nos denunciarían. Ni siquiera contamos con radios para comunicarnos y avisar para ponernos en un lugar seguro”, comentó Rufina Rivero, vicepresidenta de la comunidad, en aquella visita. 

Según Lorena Prieto, directora de pueblos en aislamiento del ministerio, este reclamo ya ha sido atendido con el envío de 16 walkie-talkies para la alerta temprana de avistamientos.

“Aunque todavía no se aprueba el plan, tenemos un equipo visitando Shipetiari y Diamante. La idea es capacitar a los comuneros sobre cómo evitar enfrentamientos y entender de a pocos que son culturas diferentes”, explicó.

La capacitación, eje decisivo del plan, busca sensibilizar a la población sobre el riesgo sanitario de acercarse a los mashco piro, indefensos a enfermedades comunes como la gripe. Al respecto, Fernando Mendieta, de la Microred de Salud local, dijo que ya se vacunó contra la influenza al 70% de pobladores.