Más de mil zonas arqueológicas en riesgo por falta de seguridad

Ministra de Cultura admite que ni siquiera poseen los recursos necesarios para custodiar las Líneas de Nasca

Más de mil zonas arqueológicas en riesgo por falta de seguridad

Las Líneas de Nasca así como otros sitios arqueológicos no son custodiados. (Foto: Dante Piaggio / Archivo El Comercio)

 

Un mes después de que un grupo de activistas de Greenpeace atentara contra las Líneas de Nasca, un video que muestra a una periodista japonesa en esta zona intangible confirma la falta de control sobre el patrimonio de la nación. Ante la evidencia, ayer la ministra de Cultura, Diana Álvarez-Calderón, admitió que su sector no cuenta con los recursos suficientes para custodiar este y otros más de mil sitios arqueológicos dispersos en el país.

“Es imposible para el Ministerio de Cultura, con los recursos que tiene, custodiar esos mil sitios arqueológicos o los 5.500 kilómetros que tienen las Líneas de Nasca. En este caso particular, vamos a tener que crear un programa especial [para custodiar las líneas]”, expresó.

Álvarez-Calderón señaló que ante la vulnerabilidad de las zonas donde yacen los vestigios preíncas e incas, el sector que dirige busca recibir la colaboración del sector privado.

Mencionó el convenio con la Fundación Wiesse, que trabaja en la conservación del complejo El Brujo (La Libertad), o la alianza con la Asociación Andrés del Castillo, para poner en valor los sitios arqueológicos prehispánicos Pampa de los Perros, cerro Culebras, El Paraíso y Garagay. Estos se ubican en los distritos de Ventanilla (Callao) y de San Martín de Porres (Lima).

“Estamos trabajando con un patronato en Trujillo para ver si los privados están interesados en formar alianzas”, acotó.

POR REGIONES

Fuentes del Ministerio de Cultura señalaron a este Diario que solo los sitios arqueológicos a cargo de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco poseen la seguridad necesaria, ya que este organismo cuenta con presupuesto propio.

La mayoría de zonas en riesgo de sufrir invasiones o sustracciones de restos arqueológicos se ubica en la costa norte.

Lee el informe completo en nuestra EDICIÓN IMPRESA