Astronautas de la EEI entran a la cápsula Dragon

La nave espacial dejará 521 kilos de provisiones y volverá a la Tierra con 600 kilos de basura

La cápsula Dragon fue ocupada por los astronautas instalados en la Estación Espacial Internacional (EEI), luego de que ayer se acoplara a la estación en la primera misión privada de abastecimiento espacial en la historia.

Según informó el diario español “El Mundo”, el astronauta de la NASA Donald Pettit y el ruso Oleg Kononenko, comandante de la EEI, fueron los primeros en abrir la compuerta de la nave utilizando un balón de oxígeno y gafas protectoras cuando orbitaban sobre Nueva Zelanda a 400 kilómetros de altura.

Dragon, de 4,4 metros de altura y 3,7 metros de ancho, se acopló a la estación el viernes con 521 kilos de provisiones para los seis astronautas que residen en la EEI y que se demorarán unas 25 horas en descargar su contenido, antes del retorno a la Tierra el 31 de mayo con, aproximadamente, 600 kilos de basura acumulada en la base espacial.

SpaceX, la empresa dirigida por Elon Musk que fabricó la cápsula Dragon, es la primera institución privada que envía una nave a la EEI, antes solo la habían hecho los gobiernos de Japón, Rusia, y la Unión Europea.