La compra de tecnología de segunda mano es un riesgo económico

Oferta de tabletas, smartphones y televisores LED crece en céntricas galerías limeñas

La compra de tecnología de segunda mano es un riesgo económico

JUAN CARLOS CUADROS GUEDES
El Comercio

Cada seis meses, los principales fabricantes de productos de electrónica de consumo presentan nuevos modelos o renuevan gamas completas, con las que satisfacen a los consumidores que quieren estar a la moda en tecnología.

Tabletas, smartphones, iPod, televisores LED, iPad, netbooks, notebooks, laptops y una variada gama de aparatos modernos salen a la venta al mercado para reemplazar a otros modelos anteriores y con algunos años de vigencia. Pero ¿adónde van a parar los modelos antiguos o usados?

De un tiempo a esta parte, en los escaparates de céntricas galerías en Lima y el interior del país se vienen anunciando ofertas de equipos digitales –que los hacen pasar como importados de China o Taiwán–, pero no son más que aparatos de segundo uso, muy bien cuidados y por los que se piden precios muy por debajo del mercado.

EN QUÉ FIJARSE
Primero, en el sistema operativo. Como norma general, cualquier software incluido en un dispositivo tiene que ser el original (en el caso de las PC, netbook, notebook y laptop).

En el caso de querer un smartphone, con sistema operativo Android o iOS, es importante conocer la versión del sistema que trae el dispositivo, así como si es posible su actualización (esto en el caso de los teléfonos desbloqueados o con doble chip).

Es habitual que teléfonos móviles de última generación, al cabo de unos años, dejen de recibir actualizaciones de software, debido a los requerimientos de hardware de las versiones más modernas del sistema operativo. Por eso es importante verificar el año de fabricación.

Segundo. En los equipos de informática –y también en muchos smartphones y tabletas–, el tipo y potencia del procesador determina si el hardware está preparado para funcionar con las últimas versiones de los principales programas y aplicaciones.

Tercero. Una laptop usada puede tener el disco duro lleno de sectores defectuosos, y en igual estado la batería, que quizá tenga problemas para operar más tiempo del que puede durar la prueba del producto.

Cuarto. En los dispositivos con pantalla táctil, es conveniente comprobar si responden de forma eficiente. Obviamente, hay que valorar si la pantalla está arañada o presenta impactos o suciedades.

Quinto. Reclame una boleta o factura por la compra. Solo así podrá tener opción a reclamo.

DÓNDE COMPRAR
La recomendación es simple. Si anhela tener uno de esos equipos en casa, lo mejor es programar su compra, ahorrar y adquirirlo al contado en una tienda de confianza y con las garantías del caso.

Si lo hace en una tienda que ofrece equipos de segundo uso, tenga en cuenta estas recomendaciones. Entonces habrá hecho una buena compra.