¡Cuidado! Tarjetas virtuales por San Valentín podrían tener virus

No es recomendable abrir un mensaje de este tipo si se desconoce el remitente, advirtió la firma de seguridad informática, McAfee

¡Cuidado! Tarjetas virtuales por San Valentín podrían tener virus

Las tarjetas virtuales por el Día de San Valentín podrían contener virus que buscan acceder a la lista de contactos o a otra información personal para propiciar el robo de la identidad, por lo que no es recomendable abrir un mensaje de este tipo, si se desconoce el remitente.

Esta advertencia, formulada por McAfee, empresa que ofrece protección antivirus, señala que cuando una persona poco prevenida abre uno de estos correos, se le pide descargar la última versión de Flash Player para ver la tarjeta. En ese momento se instala el virus en el computador.

Es igualmente peligroso, según McAfee, navegar en los sitios o avisos clasificados de romances en línea, si no se adoptan algunas precauciones.

Por ejemplo, dijo, los estafadores suelen publicar perfiles falsos para atraer víctimas a fin de que estas les brinden información valiosa o personal y hasta dinero.

Incluso, la potencial víctima puede ser abordada en una red social o a través de correo electrónico por alguien que dice buscar una relación.

Un estafador virtual típico afirma a su víctima que está enamorado de ella pero que no puede visitarla por falta de dinero. Si no esta prevenida y se entusiasma en extremo, la víctima envía el dinero pero su supuesto enamorado nunca aparecerá.

MODALIDAD DE ESTAFA
Otra modalidad es que el supuesto “enamorado” finge una historia triste como un hijo enfermo u otro hecho trágico para pedir dinero a su víctima.

Existe también la posibilidad de que los estafadores virtuales se enmascaren en páginas web que ofrecen regalos para esta fecha, como rosas u otros artículos.

En este caso, el peligro radica en los enlaces incluidos en esos correos electrónicos que podrían direccionar al usuario a lugares engañosos, en los que le solicitan su número de tarjeta de crédito e información personal.

Es probable que en estos casos, el usuario interesado termine pagando un producto que nunca recibirá, advierte la empresa.

NO SE DEJE LLEVAR POR LA EMOCIÓN
También hay que tener cuidado con no dejarse llevar por la emoción y descargar indiscriminadamente un video simpático, un papel tapiz de cupido, una canción de amor o un tema de San Valentín para su perfil de Facebook.

Esto, porque los estafadores virtuales, aprovechando la coyuntura, han distribuido software, los cuales una vez abiertos, potencialmente, pueden infectar su dispositivo o robar su información.

Lo más aconsejable en la fecha es que, cuando reciba una tarjeta electrónica, compruebe la dirección del remitente y valide que sea un sitio web de tarjetas electrónicas legítimo. Para ello realice una búsqueda en línea, incluso si la tarjeta parece provenir de alguien que conoce.

Si va a acudir a un sitio web de romances, hágalo solo en los que son pagados y desconfíe siempre de ofertas amorosas o de compras que sean demasiado buenas para ser reales, más aún si le piden información, como su número de seguro social o detalles financieros, o entrega de dinero u objetos de valor.

Tampoco es conveniente responder a mensajes de texto de alguien que no conozca o de una empresa que le envíe una oferta no solicitada.