¿Dejaste Windows? Guía para novatos de las computadoras Apple

Consulta aquí diez consejos para acostumbrarte al sistema operativo de las iMac y las MacBook

¿Dejaste Windows? Guía para novatos de las computadoras Apple

ÁNGEL HUGO PILARES (@angelhugo)

Has cambiado a Mac en casa, pero en el trabajo la vida se sigue viendo a través de Windows. Y es un suplicio tener que alternar entre dos sistemas operativos distintos. Te confundes de comandos, a veces no recuerdas dónde están los íconos o hasta te complicas en tareas que la costumbre de usar el sistema operativo de Microsoft ha hecho automáticas. Si ese es tu problema, entonces estos diez tips pueden ayudarte a entender mejor el sistema operativo que Apple pone en sus iMac y MacBook.

1. ¿El clic derecho no existe? Quizás el problema más grande para los usuarios que pasan de PC a Mac es el del botón derecho. Las computadoras de Apple vienen configuradas por defecto para que este se encuentre deshabilitado y obligan a presionar la tecla control al hacer clic con el mouse para desplegar menús contextuales o, si la tuya es una MacBook, debes hacer clic con dos dedos a la vez. Sin embargo, puedes activar la opción del clic derecho. ¿Cómo? Entra a las preferencias del sistema (el ícono de un engrane en barra la inferior del escritorio) y haz clic en “Mouse”. En la opción “señalar y hacer clic” habilita la casilla que dice “Clic secundario” y listo.

2. ¿Y mi botón de inicio? No existe. Lo que hay es una barra en la parte inferior, que se llama “Dock”, donde puedes poner las aplicaciones que más usas. Ahí también puedes poner una carpeta para acceder directamente. Si no, puedes darle clic al “Finder”, que lanza una especie de “explorador de Windows”, donde puedes ver el contenido de tu equipo.

3. ¿Cómo se instala un programa? Usualmente los programas en Mac se descargan a través de la AppStore y aparecen en el escritorio en forma de un archivo con extensión .dmg que es, digamos, una especie de disco virtual. Le das doble clic para abrirlo y luego simplemente arrastras el ícono donde quieras ubicarla. Lo más fácil es jalarla hacia la carpeta “aplicaciones” que se encuentra en el Finder. Otra manera en la que vienen los programas es a través de instaladores, que se ejecutan al hacer doble clic e inician un clásico proceso de instalación. Una vez terminado, puedes ver el archivo en la carpeta “aplicaciones”.

4. ¿Qué aplicaciones tengo abiertas? Saltar de aplicación en aplicación es tan fácil como en Windows. Solo hay que recordar que la tecla “command” (cmd, de ahora en adelante) es el equivalente (casi) a la tecla “control” de Windows. Memoriza estos atajos de teclado que te sacarán de líos: con cmd+tab saltas de aplicación en aplicación, con cmd+Q sales de la aplicación que esté mostrándose en pantalla. También, si ves en el “Dock”, aparecerá una sutil marca celeste debajo de las que están en uso. Otra forma de desplazarse fácilmente es utilizar Exposé.

5. Exposé. Es una función de permite navegar fácilmente entre ventanas cuyas opciones de configuración se encuentran en las preferencias del sistema. ¿Para qué sirve? Pues le asigna funciones a las cuatro esquinas de la pantalla para que al pasar el mouse encima estas se ejecuten. De acuerdo a cómo lo configures, el sistema te puede mostrar las ventanas que tienes abiertas moviendo el mouse a una esquina en particular, o mostrar el “dashboard”, donde están todos los widgets que tengas instalados.

6. ¿Qué pasa si se cuelga una aplicación? Si alguna aplicación se cuelga, presiona cmd+alt+esc para que aparezca un cuadro de diálogo con todas las aplicaciones abiertas. Si alguna de estas aparece en rojo, dale clic en “forzar salida”. Copiar y pegar se hace igual. Solo recuerda: ahora es cmd+V y cmd+C. Así de simple.

7. Desconecta el USB. Cuando conectas una memoria USB o cualquier otra memoria, aparece en el escritorio un ícono blanco al que le das doble clic para abrirlo y ver su contenido. Si quieres sacarla, no hay un menú para desconectar la unidad. Solo hazle clic y mantenlo presionado. Verás que la papelera de reciclaje se transforma en un ícono de “expulsar”. Arrastra la unidad de disco extraíble ahí y desconéctala.

8. Las búsquedas. Dale clic a la lupa, en la barra que se encuentra en la parte superior derecha y pulsa lo que buscas. Esta herramienta se llama Spotlight y arroja resultados, incluso, respecto al contenido de los archivos.

9. Las notificaciones. Inspirado en el centro de notificaciones de iOS, el centro de notificaciones de las Mac aparece al hacer clic al ícono que está en la esquina superior derecha de la pantalla. En las “preferencias del sistema” Puedes escoger qué aplicaciones te van a lanzar notificaciones al escritorio y de qué manera lo harán. Eso incluye redes como Twitter (e incluso puedes tuitear directamente desde ahí).

10. Las fotos. Para bajar tus fotos, usa “Image Capture”, es una aplicación que puedes encontrar en el Dock o en tu carpeta de aplicaciones que hace simple la descarga de als fotos y el escaneo de imágenes.

¿Tienes más dudas sobre las Mac?