Escolares verán la Tierra desde el espacio gracias al satélite ecuatoriano "Pegaso"

Los niños podrán ver en directo nuestro planeta. El lanzamiento está programado para mañana

Escolares verán la Tierra desde el espacio gracias al satélite ecuatoriano "Pegaso"

Ecuador lanzará mañana su primer satélite, un pequeño cubo de 10 por 10 centímetros, con el que busca despertar el interés de nuevas generaciones hacia el cosmos y que ya ha provocado que los ojos de la industria espacial se posen sobre este país andino.

El pequeño aparato “Pegaso”, con paneles de 75 centímetros y un peso de 1,2 kilogramos, se lanzará el jueves a las 23.13 hora local (la misma hora en el Perú) desde JiuQuan, en China, dijo Ronnie Nader, director de la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana (EXA) responsable de la iniciativa.

El pequeño satélite, diseñado, construido y probado durante un año, está hecho de aluminio, titanio, oro, plata y platino, entre otros materiales.

En la elaboración del Pegaso y su gemelo, llamado Krysaor, que se lanzará en agosto próximo desde Rusia y cuya construcción tomó unos dos meses, Exa y la empresa privada invirtieron 80.000 dólares.

De su lado, el Estado ecuatoriano aportó con alrededor de 700.000 dólares para el lanzamiento, seguros, logística y pruebas de certificación de ambos satélites.

Los dos satélites hechos por manos ecuatorianas en este país andino tienen básicamente una función educativa y se prevé que emitan en vivo desde el espacio. “Son los dos primeros nano satélites en hacer eso, entonces es una prueba de tecnología”, comentó Nader.

La señal de video se transmitirá a escuelas donde los niños podrán ver “en vivo” la “tierra desde el espacio”, e incluirá también un proceso de instrucción pues el Pegaso emitirá señales en clave que al ser descifradas se transforman en texto e imágenes sobre la historia espacial.

“Esa es nuestra forma de incentivar una nueva generación de ingenieros y científicos en el campo espacial”, comentó Nader al mencionar uno de los objetivos del Pegaso, que irá a bordo de un cohete no tripulado y llevará una cámara de video.

Pero el proyecto abrió una nueva puerta pues al probar y certificar los satélites para vuelo espacial, dos empresas europeas se aproximaron a EXA para firmar cartas de intención relacionadas con la posibilidad de construir una fábrica de satélites y partes de los mismos para abastecer al mercado latinoamericano y para montar un puerto espacial.

Se trata de una base de lanzamiento de satélites “de todo tipo hasta (…) 300 kilogramos”, comentó Nader.

“Faltan años” para concretar la situación, aclaró Nader al señalar, no obstante, el interés que ha despertado el tema tecnológico: “pues ellos (empresas europeas) nos buscaron a nosotros, no nosotros a ellos”.