Estudio encontró una tasa más alta de cáncer infantil en niños concebidos in vitro

Científicos aún no descifran una relación exacta entre el método de concepción y la enfermedad. Los factores de riesgo confirmados son el elevado peso al nacer, el parto prematuro y la presencia de diagnósticos respiratorios

Los niños nacidos de fertilización in vitro muestran una tasa más alta de “”:http://elcomercio.pe/tag/42247/cancer infantil pero, según los científicos que investigaron el asunto, no es clara la vinculación entre , indicó un estudio que publicó hoy la revista Pediatrics.

Los estudios realizados con anterioridad a este no habían encontrado un incremento estadísticamente significativo del riesgo de cáncer entre los niños nacidos después de la concepción in vitro.

El equipo encabezado por Beng Källén, de la Universidad de Lund en Suecia, estudió las historias médicas de 26.692 niños y niñas concebidos in vitro entre 1982 y 2005 y comparó el número de estos menores que sufrieron de cáncer con los que no nacieron gracias a un método artificial.

A pesar de que los resultados indican que la incidencia de cáncer es mayor en los niños concebidos in vitro, los científicos consideran que tampoco es una diferencia demasiado significativa.

Mediante la fertilización “in vitro” se colocan óvulos de la madre en una probeta de laboratorio y se fertilizan con esperma del padre. El óvulo fertilizado luego se implanta en el útero de la madre.

Los investigadores determinaron que la edad, el tabaquismo, la baja fertilidad, el índice de masa corporal, el número de partos anteriores y los abortos espontáneos anteriores de la madre no habían afectado notablemente el riesgo de cáncer de sus hijos.

En cambio sí figuran como factores de riesgo de cáncer el elevado peso al nacer, el parto prematuro y la presencia de diagnósticos respiratorios.

A menudo los bebés concebidos en laboratorio nacen prematuramente y tienen problemas para respirar en sus primeras horas, lo cual causa una deficiencia en el suministro de oxígeno llamada asfixia neonatal.

Luego los investigadores compararon las tasas de cáncer de los niños concebidos naturalmente con las de los menores concebidos in vitro y encontraron que las de estos últimos son más altas.

En la población estudiada los científicos hallaron 53 casos de cáncer entre niños concebidos in vitro mientras que hubo 38 entre los concebidos naturalmente, esto es un 42 por ciento de incremento.

“Encontramos que hay un riesgo moderadamente más alto de cáncer entre los niños concebidos in vitro”, indica el artículo.

“Los factores intermediarios a los que podría atribuirse esto son el nacimiento prematuro y la afixia neonatal”, agrega.